Publicado en blog, Costura, La prenda del mes, Vintage

La prenda del mes: un vestido vintage

Aquí estoy otra vez con la nueva prenda del mes.

Sí, ya sé que me he saltado un mes, pero es que febrero ha sido un mes de novedades y reajustes personales y he cosido muy poco.

Pero estoy segura de que la prenda que voy a coser este mes os va a compensar la espera, porque es un vestido precioso.

El patrón

Es un patrón que ya tiene unos años, porque salió publicado en el número de Burda del mes de diciembre de 2013, pero a mi me tiene enamorada y, gracias a que he encontrado el patrón en la web Burda alemana, por fin puedo coserlo para vosotrxs, hacer una reseña del patrón y del modelo, mostraros sus detalles y enseñaros que os van a ayudar a coser un poquito mejor.

Os dejo un link directo al patrón en PDF en la página de Mis Patrones Favoritos, pero os quiero enseñar lo bonito que es el modelo.

El modelo se presenta, con el mismo patrón, en dos versiones distintas con pequeñas diferencias y, como veis, además de preciosos, sientan muy bien, sobre todo a las que no somos muy altas y medimos menos de 1,60.

Por esa razón encontraréis el patrón con un tallaje un poco diferente. No está tallado con las habituales 38, 40, 42…. si no que la talla indicada es 19, 20, 21….

Aunque lxs habituales de Burda Style encontraréis esta información en todos los números de la revista, os dejo un cuadro de tallaje para que lo tengáis a mano podáis ver las equivalencias de dichas tallas.

La tela

Para confeccionar este modelo se pueden emplear telas estampadas o lisas.

Son perfectas las telas con mucha caída como el crepe en diferentes versiones: de lana, satén, scuba, incluso crepe de china; también la viscosa, la seda y, en general, aquellas con cuerpo pero con caída.

Incluso telas de punto viscosa o punto roma encajarían, siempre teniendo en cuenta que están son telas bielásticas y que hay que cuidar mucho la estabilidad de piezas como los canesús de la cintura para que queden perfectos.

Yo, con vistas a la primavera, voy a hacerlo en una viscosa estampada que compré ya hace algún tiempo y voy usar vivo en color rojo en los canesús de los hombros y en el de la cintura.

En primer lugar, porque me encanta el efecto que hace en este tipo de prenda un vivo en contraste. Marca las formas, destaca piezas y da énfasis a los detalles

Y, en segundo lugar, se disimulan mejor los posible saltos de estampado que se producen entre las piezas. Es un comodín para tener siempre a mano 🙂

¿Qué vamos a aprender?

Junto con la costura de este vestido os iré subiendo, poco a poco, técnicas y trucos de costura para que os quede perfecto y no tengáis ningún problema para coser las partes más complicadas.

Algunos detalles ya los hemos ido viendo en diferentes tutoriales a lo largo de estos años, pero nunca viene mal dar un repaso a lo que ya sabemos y refreesacar nuestros conocimientos

La unión en pico es muy delicada y requiere de cierta destreza, y algún truco, para que nos quede trabajo y no nos de problemas.

Os voy a preparar un tutorial para que nunca más os de problemas.

Repasaremos la confección de tablas y tablones, haciendo especial hincapié a la cantidad de tela necesaria para hacerlos.

Una de las técnicas más importantes en la costura es embeber y es fundamental dominarla para que piezas como las mangas nos queden perfectamente encajadas, sin pliegues ni frunces.

Haremos un repaso y veremos la forma más sencilla de embeber.

El puño, una pieza muy pequeña pero que tiene muchas cosas a tener en cuenta: el fruncido de la manga, los ojales, los botones, la abertura, el remate…

Le vamos a dedicar un especial para dominar cada pequeño detalle.

Las cremalleras son esas pequeñas grandes piezas que o quedan perfectas, o nos hacen descoser mil veces o hasta nos pueden arruinar una prenda.

En este vestido yo voy a colocar una cremallera clásica, de las que se colocan con solapa y que quedan de maravilla, ya veréis.

Y, por último, remataremos nuestro vestido con vistas. El broche final para un vestido divino y perfecto 😉

Idos preparando que arrancamos esta semana 😉


¿Dudas, preguntas?

dibujandopatrones@gmail.com.

O déjame tu comentario en esta misma entrada.


Publicado en Cose conmigo, Costura

Cose conmigo un vestido recto (2)

Ya estoy aquí de nuevo con la segunda parte del cose conmigo del vestido recto de rayas que comenzamos la semana pasada.

Lo dejamos el otro día cortado, después de hacer el patrón y analizar la tela, y hoy ya lo vamos a coser y a rematar para dejarlo listo, solo a falta de un pequeño detalle.

En el tutorial que os traigo hoy, además de ver como cortar y coser vista sobre patrón, vanos a darle un repaso a las costuras francesas, una manera perfecta de dejar las prendas bien rematadas y muy limpias.

Aquí os dejo el vídeo, espero que os resulte útil.

Nos vemos muy muy pronto.

Un abrazo

Publicado en Costura, Mis costuras

Mis costuras recientes: Vestido Jewel de la Maison Victor

Muy buenas costureras y costureros ¿Cómo estáis?

Yo os confieso que estoy genial, un poquito cansada y esperando las vacaciones, pero muy bien. Y es que llevo un tiempo cosiendo mucho, probando nuevos patrones y tejidos para enseñaros cosas nuevas.

Tantas son las cosas que he cosido que he pensado que la interesaría verlas y lo mismo, incluso, os pueden servir de inspiración.

Así que, he pensado introducir una nueva sección en el blog en la que os voy a ir enseñando mis últimas costuras y hablaremos de las técnicas de costura empleadas, de los tejidos usados, de los patrones y demás curiosidades.

Para estrenar está sección he elegido un vestido precioso que tenía pendiente desde noviembre y que terminé hace un par de semanas.. al fin y al cabo, siempre se ha dicho que es mejor tarde que nunca 😉

La cosa es que en noviembre Wendy, de Coser Cosas arrancó un cose conmigo que me encantó.

Era un vestido precioso de la revista La Maison Victor de noviembre/diciembre de 2017.

Por si no la conocéis, La Maison Victor es una revista de patrones en la que podéis encontrar unos modelos muy bonitos para mujeres, hombre y niños, y muy bien explicados; con indicaciones muy detalladas y muchos dibujos para entenderlo todo muy bien. El único inconveniente es que no está en español, pero está tan bien ilustrada que apenas se nota 🙂

El modelo, llamado Jewel, era una auténtica joya, con unos detalles muy cuidados; como su cuello redondo con tirilla o su manga un poquito fruncida, que le da importancia a los hombros. Una inspiración muy vintage, de los vestido de los años cuarenta.

 

Su falda con tablones, el canesú de la espalda y la botonera delantera hacen que este vestido pase a ser un modelo imprescindible en mi armario. De esos que, si tuviera que hacer una cápsula, metería sin dudar un momento.

 

La tela estampada es una de esas que e han guardado durante años a la espera e contra el perfecto. Es un satén de algodón ligero que me regaló mi tía hace ya algún tiempo y que, por lo menos, tiene más de 30 años.

Mis aportaciones al modelo han sido escasas; solo le he quitado el lazo que el original lleva al cuello.

Bueno y que todas las costuras interiores son francesas, para dejarlo perfectamente pulido. ¿Cómo se hacen estas costuras? Pues haced click aquí y veréis que sencillo.

Y sin más, me despido esperando que os haya gustado y deseándoos un gran fin de semana.

Publicado en Costura

Un cómodo y festivo vestido camiseta

¿Cómo van los preparativos navideños este año?

Yo ando como siempre…corriendo…y es que cada año que propongo empezar con preparativos, adornos y regalos nada más cambiar el mes y a estas altura he puesto el árbol y dando gracias 🙂

Me he cosido un vestido camiseta con un tejido de punto extensible muy resultón y que me va a permitir estar estar mona (y muy cómoda) en Nochebuena.

Es verdad que si pensamos en vestidos de punto nos viene primero a la cabeza algo cómodo o de deporte, pero con unos buenos complementos, una tela de fiesta y unos retoques brillantes podemos tener un vestido perfecto para salir…bueno, y un escote así también ayuda ¿no os parece?

wp-1482271109070.jpg

Otro añadido que tiene este vestido es que es muy muy fácil, porque ni patrón requiere, yo lo he copiado de una camiseta.

Mirad como:

Lo primero que hacemos es doblar nuestra camiseta por la mitad, bien sujeta y encarada para que no se nos mueva.

Si la camiseta es vieja y ya no la queréis más, lo mejor es abrir las costuras y unir primera el derecho y luego la espalda.

Lo segundo es doblar la tela por la mitad a lo ancho para tener tejido suficiente para sacar las dos partes. Para este modelo es necesario tener unos dos metros de tela elástica.

Si os animáis, podéis comprar tejido extensible con lentejuelas, que se lleva muchísimo este año y lo vais a encontrar de un montón de colores.

A continuación, colocamos la camiseta en la tela doblada, haciendo coincidir los dobleces, y dibujamos el contorno con un jaboncillo.

Si queremos alargar el largo o la manga o darle más anchura al modelo, ahora es el momento.

Después de esto, ya tenemos el contorno del modelo en la tela y podemos cortar el delantero, dejando un centímetro de margen para costura.

Para la espalda hacemos el mismo proceso. Si es diferente al delantero, como es mi caso, hay que doblar de nuevo la camiseta, respetando el escote y la forma.

Una vez que ya tenemos las dos partes cortadas, pasamos a unirlas encarando los derechos y colocando centro con centro, para que quede perfectamente equidistante.

Es importante mantener el centímetro, o lo que hayamos dado, de costura, que respetaremos al pasar la costura a la máquina y que controlaremos con el margen y el pié de la máquina.

Lo más adecuado es coser la costura con un zigzag pequeñito y remallar, para que no de ningún problema al estirar y, además, quede todo muy limpito y bien rematado.

Ya solo nos queda rematar el bajo y las mangas, que coseremos dando la vuelta a la tela y utilizando una aguja doble. En caso de que no tengáis posibilidad de coser con aguja doble, entonces tenéis que coserlo con zig zag para que al estirar no se rompa el hilo.

Y para terminar, vamos con el escote, que podemos hacer cortando vistas, utilizando un bies, usando tela de puño cortada muy estrechita o cualquier cosa que nos ayude a controlar la costura y que no se nos desboque el cuello.

Yo he utilizado una tira de encaje de algodón y he pasado dos pespuntes muy juntitos, simulando una falsa aguja doble. Así, además, he aprovechado para ponerle un adorno al vestido 🙂

Y ya lo tenemos, solo nos queda planchar y ¡a disfrutar!

 

Publicado en Cose conmigo, Costura

Hacemos un vestido de fiesta, paso a paso (y 2)

Aquí vuelvo para acabar el tutorial del vestido de fiesta que comenzamos la semana pasada.

Es verdad que el patrón es bastante sencillo de seguir, porque lleva un paso a paso muy bien dibujadito y explicado, y porque el vestido no tiene mucha complicación en sí; pero sí que vamos a centrarnos en los pequeños detalles que pueden dar algún problema como: los bolsillos, la unión de la espalda, el modo de coser las telas seleccionadas y la cremallera, por ejemplo.

Pues os dejo ya con el tutorial y, ya sabéis, si os animáis a coserlo, no dudéis en contármelo.

Espero que os guste 🙂

Publicado en Cose conmigo, Costura

Hacemos un vestido de fiesta, paso a paso (1)

Yo no soy mucho de concursos, pero la semana pasada me presenté a un concurso de costura organizado por Louis Antoinette.

El concurso en sí consistía en confeccionar un vestido usando la imaginación. Podías usar la tela que quisieras, hacer las modificaciones que te parecieran mejor…vamos, ellos te permitían descargarte gratis el patrón y tu creabas tu vestido a tu manera.

El patrón era, es, una pasada, así que yo decidí hacerme un vestido de fiesta usando satén, tul y lentejuelas.

El concurso no lo he ganado, ni me he clasificado, pero el patrón y el vestido aquí están y os quiero enseñar como lo he hecho.

Hoy empieza mi paso a paso hasta conseguir este modelazo.

wp-1481277136023.jpg

 

 

¿Quién se anima?

Publicado en Sin categoría

Mi primer cose conmigo como Youtuber

Lectoras y lectores, costureros y costureras, hoy estreno mi canal de Youtube y estoy más feliz que una perdiz.

Es verdad que me ha costado decidirme, pero entre vuestro apoyo, la cara de ilusión de mi hijo al saber que su madre es Youtuber y lo bien que me lo he pasado haciendo el vídeo, ahora no sé muy bien porque me he hecho tanto de rogar.

En este primer vídeo, además de presentarme, os cuento cual va a ser mi próximo cose conmigo del Burda Style de octubre que, por primera vez en Dibujando Patrones, va a ser en vídeo.

Sin más, aquí os dejo mi estreno como Youtuber. Espero que os guste.

Publicado en Costura, Sin categoría

Final cose conmigo: vestido tubo Burda Style 06/16

Por fin ha llegado el día, el vestido tubo del Burda Style de junio está listo para ser presentado en sociedad 🙂

¡No os imagináis las ganas que tenía de enseñároslo!

Si habéis seguido el paso a paso de las semanas anteriores, después de pasar el patrón, cortar y unir cada una de las partes y hacer el escote sólo nos queda coser las costuras y los cierres.

Lo primero que vamos a hacer es coser la costura lateral del talle. Para ello, como tenemos el vestido con forro, y para darle un final más limpio, vamos a dar la vuelta y coser por el revés de forma que queden unidos, como una pieza continua, el forro y la tela estampada exterior. Mirad las fotos, que creo que quedará más claro.

A continuación, coseremos las costuras laterales de la falda, uniendo el forro en una pieza y la parte exterior en otra y, una vez cosido, las uniremos al talle por la cintura.

Si vosotras no habéis forrado el vestido será más sencillo, porque tan sólo tendréis que pasar a la máquina una parte, aunque si es conveniente que mantengáis el orden de costura que he seguido yo.

Ya sólo nos queda la parte trasera, que va a dar un poco más de trabajo.

Como ya os conté en el presentación del cose conmigo, el patrón del modelo en la revista está pensado para un tela de algodón elástica, pero yo elegí una sin nada de elasticidad.

Esto, que en principio no ocasionaba grandes problemas, al cerrarse el vestido con cremallera, sí que dificultaba un poco los movimientos al sentarse y ponía un poco en peligro las costuras.

Así que decidí hacer como en los vestidos de novia y usar una tira para botones de goma elástica, que hace que el vestido quede bien ceñido pero que no se rompan las costuras con los movimientos.

Para fijarlo, cosí la tira por el derecho del vestido y, después de coserlo a la máquina, enfrenté con el forro por el derecho, de forma que la tira para botones quedara oculta y sólo se vieran las trabillas de goma. Ojo, sólo cosí hasta el final de la tira, no la costura entera.

El otro lado, donde iban a ir al os botones, tenía que quedar bien rematado, así que aproveché el forro para dejar bien pulido. ¿Cómo? pues enfrentando por el derecho y cosiendo por el revés, de la misma forma que hicimos con las sisas y la trasera del escote.

Después sólo hay que coser y coser botones, de forma que queden los dos laterales montados para que no se vea piel. Si vemos que queda muy abierto, podemos poner una solapa posterior y así, aunque se abra mucho, se verá tela del vestido.

Ojo, si vuestra tela es elástica no os hará falta poner botones, podéis poner una cremallera invisible o vista o, incluso, una con dientes de metal bien visible :).

Una vez cosidos todos los botones, tendremos que cerrar la costura trasera con la abertura.

Según el patrón que cortamos, para la abertura tenemos un sobresalto en la tela. Lo que haremos será coser la costura desde la tira de botones hasta el salto de tela, dar un pequeño piquete, montar la tela de abertura de forma que quede como una solapa por debajo y pasar un pespunte para fijar a un lado. De esta forma el vestido no se verá abierto.

Al acabar con la abertura, coseremos el bajo y, después de muchas puntadas y mucha plancha, ya tendremos listo nuestro vestido.

No os olvidéis de rematar cada costura con un ziga zag o con la overlock, ni de cortar los hilos, ni de planchar las costuras.

Y aquí os presento mi resultado:

20

21

22

23

Espero que os guste y me encantaría que me enseñarais los vuestros cuando los tengáis acabado.

Os dejo el Face del blog para que podáis subir todas las fotos que queráis

Click para Facebook

Un abrazo enorme y ¡hasta pronto!

 

Publicado en Costura

Un vestido playero en menos de una hora

Hoy os traigo un tutorial express con un vestido playero que vais a podes hacer en un rato.

El vestido lo tiene todo para el verano: es fresquito, porque está hecho con tela de algodón; es alegre y colorido, porque nada mejor para el verano que llenarlo de telas brillantes y con mucho color; es cómodo y ponible, porque lo podéis llevar a la playa por la mañana y ceñido con un cinturón ancho y unas sandalias bonitas, también lo podéis llevar por la noche.

Para empezar necesitaremos un metro de tela de 150 cm. de ancho, que doblaremos por la mitad primero lo largo y, luego, a lo ancho, de forma que nos queden dos rectángulos doblados por la mitad.

Una vez cortados los dos rectángulos, trazaremos en uno de ellos (que será el delantero) dos marcas para el escote, una en el centro doblado y otra en la parte de arriba. Unimos las dos marcas con una regla, dando forma de pico en el escote, y cortamos.

Ojo, las marcas las haremos en función de nuestras medidas y de la profundidad de escote que queramos, colocándonos la tela encima.

Para el trasero, como veis en la foto, bajamos un par de centímetros (+ 1 cm. para la costura), trazamos en circular y cortamos.

A continuación, hacemos las costuras de los hombros. Como no tenemos marcas, medimos 1 cm., que iremos marcando (y, de paso, iremos sujetando) con alfileres, y pasamos a la máquina.

A continuación, remataremos el escote con un bies.

Para poner el bies, abrimos uno de los dobleces y lo colocamos con alfileres sobre el derecho de la tela y cosemos justo por la marca del doblez.

Luego doblaremos el bien hacia dentro y pasaremos un pespunte a la máquina de forma que nos queden los dos lados del bies bien cosidos.

La mayor dificultad que podemos encontrar vendría por adaptar el bies al escote en pico, pero Armand Skarlett nos ha preparado hace poco un tutorial tan bueno y que lo hace tan fácil, que lo haréis en un pis pas.

Después nos ponemos con las mangas.

Para las mangas, con el vestido doblado, haremos una marca en la parte exterior y coseremos en los laterales desde la manga al bajo, dejando un margen de 2 cm.

Una vez cosido, hacemos un pequeño corte justo en la marca de la manga, cortamos hasta el bajo para que nos quede una costura de 1 cm. y rematamos como se puede ver en la foto.

De esta forma tendremos un centímetro de margen para hacerle un bajo a la manga.

Para acabar, cosemos el bajo et voilà…listas para las vacaciones.

Desde luego es de lo más fácil que hay, así que excusas para no hacerlo tenemos pocas.

Espero que os haya gustado este tutorial de viernes, nos vemos muy pronto.

¡Buen fin de semana!

Publicado en Costura

Cose conmigo: vestido tubo Burda Style 06/2016 (3)

Vale, lo voy a confesar…esta semana os traigo la parte que más me ha gustado hacer y, también, la que más me ha costado: el escote.

Era la primera vez que hacía un escote similar y he tenido que dar un par de vueltas a algunas cosas, pero estoy contentísima con el trabajo y con el resultado.

Espero que a vosotras os guste también.

Esta tercera parte del cose conmigo de Burda Style (aquí os dejo la primera y la segunda) está dedicada por completo al escote, las sisas y todas las vistas.

Por hacer memoria de como vamos, la semana pasada dejamos el vestido con la entretela fijada al forro, lista para unirla a la tela estampada del vestido.

Así que cogemos las dos telas y las enfrentamos por el derecho, de forma que podamos trabajar por el revés, y vamos uniendo con cuidado de unir siempre por las marcas y que ambas telas queden perfectamente cuadradas.

Uniremos el escote pasando un hilván por todos los “arcos” y haciendo algunos piquetes que nos facilitarán la tarea a la hora de conformar las partes curvas.

Como ya sabéis estos piquetes son fundamentales en el caso de poner vistas a los escotes, montar mangas, colocar cinturillas en faldas de capa.

Lo mismo haremos con las sisas, en el delantero y en la espalda, y también en el arco de la parte posterior.

Una vez hilvanado, pasaremos a la máquina.

Por supuesto el hilván es optativo, pero al ser una parte con tanto detalle y que requiere tanta precisión y, además, al tener que unir las dos telas perfectamente, yo os recomiendo que dediquéis un poco de tiempo y paséis un hilván. Así evitaremos que se muevan las telas en la máquina o se descuadre un alfiler.

Una vez cosido todo el escote, cortaremos el sobrante de costura lo más posible, para que al dar la vuelta no tengamos problemas de arrugas, bolsas, tiranteces…vamos, para que siente mejor.

Os tengo que decir que dar la vuelta a este escote no es fácil. Hay que trabajar muy despacio y con paciencia, porque son tiras muy estrechas por donde hay que pasar mucha tela. Os podéis ayudar con un gira bies, con una aguja, muy despacito, o un un ganchillo.

Yo, que no encontré mi gira bies por ningún lado, me tuve que ayudar con un ganchillo y un aguja. Sudé la gota gorda, pero lo conseguí 😉

Por supuesto, para acabar, hay que planchar muy bien cada parte, cada curva, cada arco, para que el resultado sea perfecto.

Con las sisas y las partes traseras hay que trabajar igual: dejar poco sobrante de costura, dar la vuelta y planchar cada detalle. ¡Queda increíble!

A continuación, uniremos delantero y trasero por los hombros y pasaremos a poner las cenefas.

Tenemos dos cenefas delanteras y cuatro partes traseras, más una entretela para el delantero y dos para las piezas posteriores. Lo primero que haremos será pegar con la plancha la entretela termofusible a las cenefas que, a partir de ahora, vamos a llamar reforzadas y que emplearemos para la parte exterior.

Una vez reforzada, cosemos la parte delantera y las traseras y colocamos la cenefa alrededor del escote enfrentando los derechos, como podéis ver en la foto.

Una vez bien colocada, pasaremos un pespunte por la parte superior y cortaremos el sobrante lo más que podamos, pero siempre dejando un poco. No dejéis nunca al ras porque se nos van las costuras.

Después uniremos en la parte interior las vistas que no están reforzadas, enfrentando las telas por el derecho

Al hacer esta parte yo pequé de práctica y cosí todo a mano, pero al acabar me di cuenta que se veía una costura de unión que hacía que desluciera el escote; así que, recordé a mi madre diciendo eso de “si no queda perfecto descose hasta que lo esté” y descosí y rehíce.

Para coser la parte interior, se une la cenefa como veis en la foto y se pasa a la máquina la costura superior. Luego damos la vuelta, como cuando podemos una cinturilla o un bies, y ya, a mano, coseremos como si fuera un bajo invisible, por la parte de atrás.

No nos podemos olvidar, antes de rematar la cenefa, de poner una trabilla para abrochar atrás. En Burda Style indican los pasos para hacer una trabilla de la misma tela, pero yo he hecho la trabilla de goma porque a mi me resulta más manejable. En cualquiera de los casos, la trabilla irá ubicada entre las cenefas y sólo sobresaldrá lo suficiente para abrochar un botón.

Y, por fin, tendremos listo y perfecto nuestro escote.

Faltan algunos detalles, como el botón trasero y, quizá, un planchado más, pero desde luego estoy muy orgullosa del resultado.

¿Os gusta?

Espero con ganas enseñaros el vestido acabado ¡qué poco queda ya!

¡Hasta la semana que viene!