Publicado en Costura

Sacamos un patrón y nos hacemos una camisa nueva

¡Cómo me está costando volver a la “normalidad”!

Además de tener que acostumbrarme de nuevo a la rutina, me ha dado por hacer algunos cambios y está siendo una pequeña locura… aunque os tengo que confesar que me gusta el jaleo; no sé estar parada 😉

Lo único es que no he podido coser mucho y os he tenido un poquillo abandonados esta semana; espero que podáis perdonarme con este tutorial que traigo.

¿Qué os parece si aprendemos como sacar una copia de un patrón en base a una prenda confeccionada?

Seguro que todos tenéis alguna prenda que os gusta mucho, es cómoda y os gustaría tener otra igual o, al menos, parecida.

Yo tengo una camisa preciosa que me compré hacer un par de años y llevaba un tiempo pensando en hacerme otra parecida. Así que esta semana me decidí y me puse manos a la obra con una tela de viscosa estampada ,que había comprado en otoño en la tienda online de Ribes y Casals

La suerte es que el diseño es muy sencillo y he podido sacar el patrón sin necesiadad de deshacerla, así que hacer una copia ha sido fácil. Como nota general decir que, para sacar un patrón de otra prenda hay que desahacerla en piezas, pero eso lo vamos a ver otro día.

Empezamos.

Lo primero que hice fue doblar la camisa por la mitad y sujetarla con alfileres.

Luego la coloqué sobre la tela, que antes había doblado en cuatro y cuadrado con alfileres, ubicando el doblez de la camisa sobre el doblez de la tela.

A continación, sujeté la camisa sobre la tela, con cuidado de que quedara bien doblada, y marqué todo el contorno con alfileres.

Una vez hecha la forma de la camisa con los alfileres, pase unos hilos flojos.

En este caso fue muy importante marcar con esta costura en primera lugar porque al ser una viscosa estampada no quedaban marcados los alfleres con la plancha y, en segundo lugar, porque estába sacando delantero y espalda doblados a la vez.

Una vez marcado, corté la camisa dejando 1,5 cm. para costura y abrí los hilos flojos con mucho cuidado, desdoblando la tela. Uní con alfileres las dos partes de la camisa y pasé un pespunte por toda las costuras laterales y de las mangas.

El siguiente paso fue colocarle una tira al bies al cuello, que hice con la misma tela.

Hacer una tira al bies es bastante sencillo. Sólo hay que cortar tiras de forma transversal y, sino tenemos tela suficiente para hacer todo el bies continuo, se unen las tiras con pespuntes rectos.

Para colocar el bies, se ubica la tira alrededor del escote, enfrentando por el derecho y haciendo que cuadren los bordes de la tela y se sujeta con alfileres o hilván por la marca de la costura, que va a ser por donde se cosa.

Luego, se dobla hacia dentro por donde la costura, tal y como se muestra en la imagen, y se pasa un pespunte. Se remata y se corta la tela que sobre, de forma que no quede mucha tela por debajo y se plancha. Así el escote queda limpio y perfecto 🙂

Nota: si se quiere, se puede pasar una segunda costura paralela para sujetar mejor el reamte al bies.

El siguiente paso es coser el bajo de la camisa y rematar las mangas.

Para el bajo hay que tener todas las costuras rematadas y planchadas.

En este caso, yo he sacado un bajo ancho de 10 cm. para que le dé efecto a la camisa, ya veréis.

Para el bajo, se dobla la tela con el ancho determinado, escondiendo como 0,5 cm. para ocultar el borde de la tela y que no haga falta rematar,  se pasa un pespunte y se plancha.

Para las mangas el proceso es el mismo, pero en este caso con 3 cm de ancho.

Y ya está lista mi camisa copiada.

¿Véis el efecto que da el bajo ancho en la cadera?

Ha quedado perfecta.

Animaos con algo parecido este fin de semana. Es tan fácil que en un par de horas está lista.

Espero que os haya gustado.

Para cualquier duda, consulta, sugerencia o comentario os dejo mi email nuriapsanz12@gmail.com.

¡Hasta la semana que viene!

 

Publicado en Guía de telas

¿Dónde compro telas cuando todo me pilla lejos?

Yo soy de Madrid, pero de Madrid de toda la vida. Del Madrid castizo de la calle del Pez y la Plaza del 2 de Mayo, de la Ca’ Alcalá, El Prado, Castellana y Plaza Castilla. Además, vengo de una familia de Madrid desde siempre; mi madre era de Madrid y mi abuela y mi bisabuela y así hasta el infinito.

Por esta razón siempre he tenipontejos 4do todo a mano cine, teatro, cursos, clases, tiendas, gente, atascos… de todo y a la vuelta de la esquina. Por supuesto, como podéis deducir, comprar hilos, agujas y telas nunca era un problema pues siempre había una tienda de tejidos o una mercería en el barrio y, si no, siempre se podía ir a la Plaza de Pontejos en un rato.

Pero de repente un día, cosas de la vida, decidí dejar Madrid y, tras un par de vueltas, hacerme un huequito en un precioso pueblo de mar: Estepona. Un sitio maravilloso para vivir pero donde la oferta comercial es bastante limitada, así que tengo que recurrir a Internet cada vez que quiero comprar telas.

Internet es un sitio mágnifico para encontrar absolutamente todo, pero no todo lo que se encuentra merece la pena.

Para mi estas son, de momento, las tiendas on line más recomendables:

tiendatelas.comtiendatelas.com

Es la tienda online de Ribes y Casals, una tienda increible para comprar tejidos desde hace más de 80 años, donde yo pasaba horas en Madrid con mi madre. Por cierto, que he descubierto que ahora tienen una tienda en Málaga, así que iré a dar un vuelta.

En tiendatelas.com hay un amplio surtido de telas de buena calidad y a muy buen precio. Un lugar perfecto para comprar telas para prendas esenciales sabiendo que no van a fallar. Encajes, sedas, crepè, vichy, piqué, magníficas todas.

Mi sección preferida es la de baile y espectáculos, donde puedes encontrar casi de todo. Eso sí os digo, aunque ellos las engloben bajo este epígrafe, son telas muy versátiles para cofección de moda, ropa de baño, etc.

Valores añadidos: su servicio de atención al cliente y los plazos de entrega, en dos días te llegan las telas a casa.

telas.comtelas.es

Es como un gran almacén sin fin de telas. Hay absolutamente de todo y para todos; hay tanto donde elegir que a veces me parece que me voy a perder.

Es una tienda puramente on line con sede en Alemania, lo que facilita encontrar algunas cosas que en España cuesta localizar, como fliselina moldeable al bies.

Me gusta mucho la función de añadir al tablado de telas, que es como una lista de deseos, donde pongo todas las telas que me gustan, también está muy bien la posibilidad de pedir muestras y siempre echo un vistazo a las sugerencias de telas parecidas, hilos o botones que hacen cada vez que seleccionas una tela.

El plazo de entrega es bastante aceptable (una semana más o menos) y siempre encuentras muchas telas en oferta.

nairamkittymodes4umodes4u.com:

Esta es una tienda kawaii, con telas preciosas y de muy buena calidad traidas de Japón y EEUU.  Tienen un catálogo en el que no sabes nunca cual es la tela que te gusta más, cuando ya has hecho una selección siempre encuentras una tela más bonita todavía.

Mis secciones favoritas son la de telas infantiles, con unos dibujos monísimos para niños y no tan niños, la de telas retro, con unos estampados muy originales y con una selección de telas muy chulas y la de telas de Asia, donde hay muchas telas de estampados japoneses de flores, son tan bonitas que nunca sé cual elegir.

Telas de algodón, franela, punto, lonetas, plastificadas, todas magníficas. Lo malo es que se hacen esperar un poco, como un par de semanas.

No es un tienda sólo de tejidos, hay montón de cosas muy chulas de papelería, manualidades, miniaturas. Muy recomendable echar un vistazo.

Si os apetece conocer más de las telas de modes4u ahora en el blog de nairamkitty hay un concurso en el que podéis ganar un pack de telas navideñas, aquí tenéis el link para participar. Yo ya me he apuntado 😉

Estas son mis sugerencias, espero que os gusten.Si vosotros tenéis alguna, por favor decídmelo.

¡Nos vemos muy pronto!