Publicado en Costura

Un pequeño reciclaje para un blusa

Hace mucho que no os traía un reciclaje, no porque no recicle o personalice mi ropa, que lo hago mucho. Pocas prendas estoy tirando últimamente y es que con un pequeño broche, unos botones o una pequeña puntilla podemos darle una segunda vida a cualquier cosa.

Hoy os quiero enseñar como he dado una segunda vida a una blusa que vivía en el armario utilizando tinte para ropa, un bies y unos botones.

wp-1478619077344.jpg

Lo primero que hice fue teñir la blusa utilizando un rojo intenso. Dado que la blusa de estaba cosida con hilo de poliéster, que no se tiñe, elegí un color que le fuera bien en contraste con el verde original de la blusa.

img_0067

Como veis en la foto la blusa quedó perfectamente teñida de rojo con las costuras en contraste. A mi me gustan mucho los contrastes, como ya habréis podido ir viendo a lo largo de la vida de este blog :).

Pero si a vosotros no os gusta este contraste siempre podéis utilizar un rotulador de tela del color del tinte utilizado e ir perfilando todas las costuras. Lleva un tiempo, pero es una buena solución.

img_0070

A continuación, descosí todos los botones y quité un pequeño volante que tenía en el cuello, con el fin de dejarlo como cuello mao.

descoser

Y coloqué el bies por el lado exterior del cuello sujetándolo con unos alfileres, como veis en las fotos.

Una vez colocado y cosido por donde están los alfileres, corté la parte interior del cuello para dejarlo a la misma altura del bies.

Luego fue uniendo el bies con la parte interior, poniendo especial cuidado con las esquinas, de modo que por fuera se ve el bies y por la parte interior la misa tela de la blusa.

Una vez con el cuello montado, cosí los botones nuevos y me dispuse a cortar las mangas.

Para cortar las mangas doblé la blusa y puse las mangas a la misma altura exacta ayudándome de unos alfileres. Es muy importante que queden las dos perfectamente emparejadas para que queden a la misma altura.

Para darle forma a la manga, decidí hacerle un pequeño frunce y ponerle una tira de bies a modo de pequeño puño.

Para fruncir pasé un pespunte a la máquina con la tensión en 8 y el largo de puntada en 5, y la tela se fue encogiendo poco a poco.

Una vez fruncida la tela, la fue adaptando a la medida de mi brazo poco a poco, tirando o aflojando de los hilos de los extremos de la costura.

Para colocar el pequeño puño de bies, corté un trocito de bies del tamaño de mi brazo y uní los extremos.

Luego lo coloqué en la manga, enfrentando los derechos, tal y como podréis ver a continuación.

Una vez cosido a la parte exterior, dí la vuelta al bies, doblándolo hacia dentro y tapando la costura. Por último, pasé un pequeño pespunte a la máquina.

Y este es el resultado del cambio:

img_0262img_0261img_0258img_0260

La verdad es que es un cambio muy pequeño que nos da muy poco trabajo, pero desde luego la blusa parece otra totalmente distinta.

¿Qué os parece? ¿Quién se anima a dar una vuelta al armario del otoño?

Espero que os haya gustado. ¡Nos vemos muy pronto!

Publicado en Costura

21.10.2015: reciclando ropa de los 80

Hace unos 30 años me quedé con ganas de tener una falda larga con cinturilla vaquera (talle bajo más bien) que se llevaban muchísimo. Las chicas mayores molonas de mi cole las usaban y a mi me encantaban, pero a mi madre en ese momento le pareció que yo era muy pequeña para llevar ese tipo de faldas, así que me quedé sin ella.

El caso es que hace unos días me volvió la idea a la memoria y decidí que este año me iba a hacer una fuera como fuese.

Entre tanto leí en dos de mis blogs favoritos de costura, Patrón y costura y Mi primera máquina de coser, que habían puesto en marcha una iniciativa para dar una segunda vida a la ropa #2ndchance. La propuesta me encantó, reciclar ropa que no usamos para hacer algo que nos vayamos a poner. Genial, era la motivación que me faltaba para ponerme manos a la obra.

Así que rebusqué en mi cesto de ropa para customizar y ahí estaban unos vaqueros viejos y mi falda larga de mariposas que hacía siglos que no usaba, era perfecto 🙂

vaqueros + falda: el inicio

Cojí el proyecto con muchas ganas, descosí la cinturilla de la falda y corté el pantalón con margen suficiente para trabajar, porque aún no tenía muy claro como iba a hacer la cinturilla.

descosiendo la falda

cortando el pantalón

Una vez hecho esto di la vuelta a ambas piezas y enfrenté derecho con derecho para ir uniendo el pantalón con la falda. Lo primero fue juntar las costuras laterales de ambos, para tener así un punto de referencia.

uniendo laterales

Una vez hecho esto tenía que adaptar el ancho de la falda al pantalón, porque la falda era mucho más grande (hay que decir que era una falda fruncida con algo de vuelo, así que al deshacerla y quitarla el frunce dió casi el doble de ancho que el pantalón)

Para hacerlo del mismo ancho me puse a hacer una pinzas, pero como quería hacerlo todo rápido las fue cogiendo con alfileres ¿cómo?
pinza 1

Marqué el centro de la tela tomando como referencia el tiro de lo fué mi pantalón, medí 5 cm. y cogí con un alfiler.

pinza 2

Luego medí 5 cm. desde mi alfiler y marqué con otro alfiler.

pinza 3

Para hacer la pinza acerqué el segundo alfiler al primero y doblé.

pinza 4Ya estaba hecha mi primera pinza.

Ya solo me quedaba repertir este proceso para que quedara la tela totalmente ajustada, 6 pinzas en el delantero cada 5 cm. y 4 en la parte de atrás cada 10 cm. pinzas all around

Una vez unido todo, pasé a la máquina. Fui pasando un pespunte muuuuy despacio porque estaba todo cogido solo con alfileres porque no pasé ni un hilván….

Al estar solo con alfileres hay que tener cuidado con que la aguja no coincida con el alfiler para que no se rompa, hay que evitar  que el alfiler se enganche con el prensatelas, poner atención con que la pinza no se levante y se vaya, etc.

cosiendo

Una vez cosido todo y bien rematado, corté lo que me sobraba de tela de vaquero, igualé ambas piezas y pasé una costura zigzag para rematar la costura.

igualando

Y listo, ya tenía, 30 años después, mi falda ¡Qué felicidad!

¿Os mola? A mi me parece que está guay…uy, creo que estoy volviendo demasiado a los 80 😉

Espero que os guste y si os animais a haceros una, por favor, contádmelo. ¡Hasta pronto!

falda larga talle vaquero