Publicado en Costura

Acabamos el Quiet Book

Ya está Pablete jugando con su Quiet Book, tan feliz.

Tengo que decir que mientras estaba trabajando en el libro más de una vez me surgió la pregunta ¿y si después de todo el trabajo resulta que a Pablo no le gusta nada? Que sí que estaba quedando muy chulo pero, con los niños, quién sabe.

Pues parece que sí, que le gusta y yo, estoy tan contenta 🙂

Supongo que queréis saber cómo ha quedado terminado ¿no? pues allá vamos.

Después de hacer las páginas dedicadas a las partes de la cara, la ropa y los vestidos, los números, los colores y las formas, le tocó el turno a la de los alimentos y a una que a mi, personalmente, me encanta y que a Pablo le servirá para reforzar la motricidad fina: atar la zapatilla.

Para la página de los alimentos quería que Pablo jugara a cocinar pero con alimentos de fieltro y, después de un tiempo pensando en varias posibilidades, decidí hacer una pizza en la que él pudiera ir poniendo los ingredientes que quisiera. Así que, me puse a cortar  y decorar fieltros con forma de tomate, champiñón, cebolla, queso, etc. y también alguno con forma de fruta, que después de la pizza hay que comer postre 😉

Una vez tuve los ingredientes listos, me puse con la masa y la mesa.

Compré tela de pegar con cuadritos para hacer de mantel y corté y cosí un círculo de fieltro marrón que haría de masa de pizza.

Como la pizza ocupaba prácticamente todo la página, use otra hoja de fieltro del mismo color para colocar un bolsillo donde poder llevar guardados los alimentos y puse un snap de plástico para cerrarlo.

(Tened en cuenta que cada página del libro lleva, al final, dos hojas de fieltro, así que cada una será una cara de la misma página)

18

Para la zapatilla encontré una plantilla en papel perfecta que imprimí tres veces para poder cortar las diferentes partes: la suela, el refuerzo y la solapa, y el exterior de la zapatilla.

A continuación, cosí la suela en hilo negro con un zig zag, luego cosí el refuerzo con hilo blanco, dejando la solapa unida al refuerzo por la parte de abajo y pasé un pespunte a los laterales de la solapa.

Para acabar y que no quedara un detalle sin hacer, le puso unos remaches para marcar los agujeros de la zapatilla por donde pasar el cordón.

Y así acabó ¡¡me encanta!!

13

Y después de esto solo quedaba la portada y el remate.

Para la portada corté un lámina de papel de espejo, de ese de regalo plateado brillante ,y lo fijé con cinta de tela.

Luego hice un remate alrededor de toda la página con el mismo tape, pero cosiendo para que no se levantara, e hice el nombre del que iba a ser el dueño del Quiet Book con unos sellos en tela.

Yo creo que ha quedado una gran portada ¿no?

27

Para acabar rematé cada una de las páginas con bies usando dos hojas de fieltro por página, como ya he comentado anteriormente.

Y para encuadernar hice en cada una de las páginas, siempre en la misma posición, unas incisiones por las que pasé una cinta, de forma que todas las páginas quedaran unidas y bien alineadas.

Cuando por fin hice el último nudo, abrí página a página y se lo día a Pablo, me dio un subidón tremendo. Y es que la sensación de terminar una labor después de mucho tiempo, dedicación y cariño, que quede bien y que guste es maravillosa.

¿No os parece?

Ahora sólo me falta ver vuestros Quiet Book. ¿Os animáis?

Os espero muy pronto ¡hasta luego!

Publicado en Costura, Ideas

Seguimos con nuestro Quiet Book

Poco a poco voy dando forma a todas las páginas del Quiet Book que estoy haciendo a Pablete y cada día me siento más contenta con el trabajo.

Además, Pablo ha probado ya alguna de las páginas acabadas y tengo que decir que le encanta jugar con ellas, así que doblemente contenta.

Siguiendo el planning inicial, ya tenía hechas la página 1 con las partes de la cara, la página 2 donde vestimos al muñeco y la página 3 con los números.

image

Y esta semana os quiero enseñar más páginas, una para aprender los colores y otra con formas de colores; veréis que chulas han quedado.

Los colores

Para los colores estuve dando un par de vueltas a qué colores utilizar, cómo hacer que Pablo asociará el color con el objeto y de qué forma estimularle y que tuviera ganas de jugar.

Lo primero lo resolví pensando que no por muchos colores iba a aprender más rápido, así que mejor ir poco a poco e ir añadiendo más páginas a medida que fuera reconociendo los colores.

Por eso empecé con los colores que él ya está aprendiendo: rojo, azul y amarillo y añadiendo uno más, el verde.

image

Para lo segundo pensé en una de las cosas que más le gusta a Pablo: guardar, así que hice unos pequeños bolsillos.

Y por último, pensé en hacer unos muñequitos de animales o coches, que a Pablo ¡le encantan!

Lo que pasa es que hacer un montón de muñecos en fieltro todos iguales,  o parecidos, por colores era tantísimo trabajo que me fui a comprar una formas de goma eva y las fui pegando en fieltro para darles más estructura.

Y así ha  quedado ¿qué os parece?

Las formas

Esta página resultó muy sencilla, al final se basa en un concepto básico: buscar la forma igual.

Lo primero que hice fue dibujar unas formas, pasarlas a un fieltro de color negro, recortarlas y pegarlas a la página para que sirviera de referencia.

El siguiente paso fue recortar las mismas formas pero esta vez con color, asemejándolas lo más posibles a los objetos reales. Todas hechas con fieltro doble que pegué con pegamento especial textil de Gütermann que ¡es una pasada!

Y por último utilicé mis snaps de plástico nuevos para que Pablo pudiera ir uniendo las formas y los objetos. Os voy a dejar un tutorial para que sepáis como poner los snaps, que es muy facilito.

Y aquí tenéis el resultado final:

wp-1460492556554.jpg

wp-1460492553227.jpg

wp-1460492549319.jpg

¡Qué poquito queda ya para tener el libro completo!

Quedamos la semana que viene y os enseño el final ¿vale?

¡Hasta pronto!

Publicado en Costura

Vuelve el reto #2ndchance: el pantalón vaquero de super Pablo

Hace mucho que no os pregunto cómo estáis. Me lío a contaros esto y aquello y no paro. Espero que os vaya todo muy requete bien.

Yo tengo que decir que esta semana estoy encantada, entre otras cosas porque volvemos con el reto #2ndchance y ya sabéis lo que me gusta a mí dar segundas oportunidades a la ropa.

Para esta ocasión he sacado de la caja un vaquero de mi señor esposo, que esta más viejo que matusalén (el pantalón, digo), y le he hecho un pantalón a super Pablo.

wp-1456410404317.jpg

Lo primero que hice fue sacar el patrón de un pantalón que esta usando ahora Pablo, así además de este, podré hacerle un par más 😉

Al sacar el patrón de un pantalón hay que tener cuidado con las medidad de delantero y trasero, ya que son diferentes; así que hay que sacar dos piezas diferentes.

Primero saqué el delantero, volviendo el pantalón y metiendo una pernera en otra, de forma que podamos dibujar el delantero de forma precisa.

Después hice lo mismo tomando como referencia la parte trasera, donde las medidas de pernera, tiro y cintura son mayores que las del delantero.

Para estar segura de que las medidas estaban bien y eran precisas, medí el pantalón y el dibujo en el papel, teniendo especial cuidado con la medida del tiro.

Una vez cortado el patrón, lo pasé al pantalón vaquero.

Cada pernera del pantalón grande será una pernera del pantalón pequeña, pasando los delanteros y los traseros siguiendo el mismo esquema y aprovechando la costura lateral del pantalón.

Una vez dibujado el patrón, abrí las perneras por el centro y corté el nuevo pantalón.

Lo siguiente que hice fue enfrentar las dos piezas por el delantero de la tela y unir los tiros.

Una vez cosidos los tiros, cosí la costura central del pantalón, que ya empezaba a tomar forma.

Ahora ya solo quedaban los bajos y la cinturilla, para lo que usé tela de puño. Estuve pensando en utilizar los puños y cinturilla de algún pantalón viejo, pero no encontré ninguno que me sirviera. La tela de puño tejido se suele encontrar en casi todas las tiendas de telas, no es difícil.

Primero corté los puños, tomando la medida del tobillo para el ancho y un alto de 12 cm. Una vez cortada la tela uní los extremos, la doblé con la costura hacia dentro y ajusté las piezas al bajo.

Como podéis ver en la imagen, los puños se enfrentan por la parte delantera de la tela y con la parte doblada hacia arriba.

Para colocar un puño, como es de tela elástica, hay que estirar un poco para adaptarlo a la medida de la pieza en la que la vamos a poner que, por lo general, será mas grande.

Una vez cosido y rematado, di la vuelta al puño y quedó como veis en la foto.

A continuación puse la cinturilla. El proceso es muy parecido al de los puños, solo que entre la cinturilla de puño metí una goma para asegurarme de que Pablo no perdiera los pantalones ;).

Tanto la goma como la cinturilla las corté un poco más pequeñas que la medida de la cintura, para que así se ajusten al estirar.

Una vez unidos los laterales de la cinturilla (con un pespunte) y de la goma (con un zig zag), metí la goma en la cinturilla, doblé y cosí a la cintura del pantalón, de la misma manera que los puños a la pernera.

Y listo, ya tiene super Pablo pantalón vaquero nuevo.

Es comodísimo para él, porque es como un chándal, y para nosotros, porque es super fácil de poner y quitar.

¿Qué os parece?  Animaos que es muy fácil y rápido de hacer y, además, podéis aprovechar ropa que ya no usáis.

Si os ha gustado, dad una vuelta por los blogs de mis compañeros, ya veréis que cosas tan chulas han preparado para vosotros. Hay desde un bolso a una manopla para la cocina, pasando por turbantes, muñecos, faldas, pantalones, camisas, delantales…..vamos, de todo

Os dejo las entradas que os han preparado con enlaces a sus blog ¡No os perdáis ninguna!

Armand Skarlett

El blog de la tata

Buscando mis gamusinos 

Ideas entre amigas 

Mi primera máquina de coser

Sewing set

Peus D’ánec

Sentarse a coser

Moda en la costura

Patrón y costura

¿Qué es #2ndchance?

Este proyecto se inició a principio de la temporada por un grupo de bloggers encabezados por el gran Armand Skarlett, con la intención de ofrecer una nueva vida a todas esas prendas que tenemos en el armario sin usar. De ahí han salido un montón de nuevos proyectos, prendas e ideas que han ayudado a actualizar muchos armarios.

Daos una vuelta por el Facebook del proyecto y ya veréis que cosas tan chulas se pueden hacer con la ropa que no usamos; seguro que os lleváis más de una idea.

 

proyecto

 

 

Publicado en Crochet

Animales de amigurumi para regalar a Pablete

Como ya os comenté el miércoles, he estado toda esta semana preparando el cumple de mi pequeño Pablete, que hoy hace dos años.

Le he hecho una corona, esta tarde tenemos fiesta en un parque de bolas y toboganes, tenemos las velas preparadas, hemos intentado hacer bizcocho (aunque se nos ha roto el horno y ha sido imposible)… bueno, más o menos lo normal.

Por supuesto, entre tanto preparativo se incluye el regalo.

Después de pasar las Navidades y los Reyes hacer un regalo a un niño de dos años es, digamos, difícil. Lo tiene absolutamente todo y más de lo que necesita: construcciones, juguetes musicales, libros, fichas, pelotas…vamos, la casa llena.

Así que, pensé en hacerle algo especial que no tuviera aún: un muñeco hecho por su mami.

Yo nunca había hecho ningún muñeco, así que me puse a buscar y empecé a ver muñecos de amigurumi, que me encantan pero que nunca me había decidido a hacer uno.

La verdad es que hay mil millones de millones de modelos diferentes y me costó decidirme; suerte que tenía claro que iba a ser un animal, que sino ¡apaga y  vámonos!

De entre todo los que ví, seleccioné aquellos que tenían patrón gratis e hice una pequeña selección, que es la que os traigo ahora.

Por supuesto que he hecho uno, pero como aún no le he dado a Pablete el regalo, pues todavía es sorpresa….voy a mantener el suspense hasta la semana que viene 😉

Mirad que monadas:

Perrito Leopoldo

El perrito Leopolo del blog conadeartesania es muy muy tierno, dan unas ganas tremendas de achucharle y, como a Pablo le encantan lo perros, entró en la lista a la primera.

c

Osito Picasso

Osito Picasso de gateandocrochet fue amor a primera vista. Además, siendo malagueño y llamándose Pablo, la afinidad era al.100%

20160112_135649

Dragón

Como ya sabéis soy fan de la web Lanas y Ovillos, así que fue de los primeros sitios donde fuí a buscar y me encontré con este adorable dragoncillo azul. ¡Me encanta! Os dejo el patron de este Dragón de lanas y ovillos, por si os animáis.

mida_ok_0

Don Pato

Don Pato del blog amigurumies es para llevárselo a casa así tal cual. ¡Es monísimo! y con todo detalle.

patito

Elefantito

Desde que yo era pequeña me encantan los elefantes, así que en cuanto ví este elefante en el blog de madres hiperactivas no pude evitar incluirlo en la lista de labores. Además, tenéis que ver a Pablo imitando a los elefantes ¡para comérselo!

elefante-amigurumi (1)
Y vosotros ¿cuál pensáis que ha sido la elección para Pablete? La semana que viene os subo la fotillo 🙂
¡Espero que os guste!
Hasta la semana que viene.
PD. El modelo de tarta de cumpleaños de la imagen destacada es del blog Miss Lanitas. Una pasada, con patrón al detalle.
Publicado en Costura, Ideas

Una corona para el príncipe de la casa

Esta semana me estoy dedicando a hacer cositas para el cumple de Pablete, que el viernes hace dos añazos.

Lo primero que he hecho ha sido una corona, para que lo celebre como el príncipe de la casa que es.

Llevo mucho tiempo viendo estas coronas por internet, pero nunca había hecho una hasta ahora.

La verdad es que ha quedado muy chula, mirad.

Para hacer una corona de cumple se necesita tela de algodón de dos colores o estampados, bies, guata fina y fieltro para el adorno.

Si no tenéis dos telas distintas, podéis hacer el estampado vosotros mismo con unos rotuladores de tela; yo he probado los de IKEA y me gustan.

materiales corona.jpg

Una vez hecho el patrón, acorde a la medida de la cabeza, lo pasamos a la tela.

Para ello, unimos las dos telas para cortar la corona en las dos a la vez. Para que quede bien marcado el patrón en todas las telas, podemos usar una espuela. Quedará señalado como véis en la foto y será muy sencillo coserlo justo por la marca.

Una vez cortada la tela de la corona, cortaremos la guata del relleno. A diferencia de la tela, a la que dejaremos 1 cm. de margen de costura, la guata la cortaremos a ras del patrón, para que se ajuste bien a la forma de la corona.

wp-1453287198225.jpg

A continuación, cosemos las dos telas de la corona y luego, con las telas aún del reves, fijamos la guata a una de las telas con unos alfileres, con cuidado de que quede bien al ras de la costura.

Una vez hecho esto, damos la vuelta a la corona estirando bien los picos de la corona. Yo me he ayudado de unas tijeras para marcarlos, pero también se puede usar un boli o un sacaesquinas, si tenéis.

Para acabar con la corona, sólo nos quedaría hacer la costura central y poner el bies como remate.

Y ya estaría lista, sólo faltaría el toque final.

El adorno de fieltro es muy sencillo de hacer. Tan sólo tenemos que trazar las formas que queramos en fielto, recortarlas y pegarlas.

Yo he cortado un círculo, que dibujé con la tapa de la caja de los alfileres y corté con las tijeras dentadas; una estrella y, por supuesto, el dos de los años de Pablete.

Por último, unimos el adorno con una ligera puntada, con cuidado de no traspasar las dos telas y ya estamos listos para coronar al príncipe.

corona dos años.jpg

Estoy encantada con el resultado y creo que esta va a ser la primera de muchas.

¿A vosotros qué os parece? ¿No os dan ganas de tener una ya mismo?

De momento me despido, pero el viernes vuelto a compartir con vosotros un nuevo tutorial de cumpleaños.

¡Hasta pronto!