Publicado en Costura, Ideas, Tips & more

REGALOS NAVIDEÑOS DIY: recopilatorio histórico I

He estado pensando que, a lo largo de estos 3 años, hemos visto un montón de labores que podemos hacer en un par de días y que serían estupendas como regalos navideños.

Así que he estado dando una vuelta por el blog y os he seleccionado unos cuantos detalles handmade.

He encontrado bastantes bolsos, carteras, neceseres y monederos con lo que quedar como Reyes del DIY.

Como por ejemplo, la bolsa multiusos que hicimos hace ya unos años y que además de amplia y versátil, es sencilla y rápida. Con una buena y bonita tela de tapicería nos quedará perfecta.

También podemos hacer el gran bolso inspirado en Mary Poppins, que encima está más de moda que nunca estas Navidades, y que es super cómodo.

O una cartera de mano, que cosemos en un momento con un par de retales y que podemos personalizar como queramos. Desde luego en estas fiestas quedamos de lujo.

Otra gran idea es hacer una bolsa de tela, tipo camiseta, para labores o para llevar en el bolso por si nos paramos por el super a comprar un par de cosas que nos faltan y que nunca viene mal. 

Y ¿qué os parece un monedero muy vintage con boquilla de metal? La verdad es que yo hice uno tomando como base un kit, pero podéis encontrar la boquilla en cualquier mercería y con un pequeño retal de tela bonita nos quedará precioso.

Y si os gusta del crochet, siempre podéis hacer un neceser con Granny Square, que además de ser sencillo, de mucho juego. Os dejo en el link un modelo que hice hace mucho tiempo y que he repetido en varias ocasiones.

También podemos hacer una bufanda muy calentita, forrada con coralina y de tela de tweed o escocesa, que tan de moda está este año. Es un regalazo para esta Navidad y la podéis hacer en un momento.

Con la misma coralina o con tela polar, podemos hacer una manta de doble faz, perfecta para pasar horas en el sofá haciendo maratones de cine o series, con un buen café, un té o un chocolate calentito. Yo hice una para de niño hace un par de años, pero la medida la ponéis vosotrxs.

Y si nada de lo anterior os convence ¿qué tal un delantal? Un delantal es perfecto para todos. Para los que cocinan, para los que cosen, para los que hacen crochet o tejen, para los que pintan, para los que hacen bricolaje, para los que hacen manualidades… Le podéis poner más o menos bolsillos, hacer más o menos resistentes y personalizarlo con todo lo que queráis y quedará perfecto. 

Espero que si estáis pensando en hacer un regalo único y personal, esta recopilación os ayude y encontréis el regalo perfecto para estas Navidades.

Os dejo un link a la página especial navideña que he creado para que tengáis todos los tutoriales al alcance de la mano.

Nos vemos muy pronto.

Publicado en Costura, Ideas

REGALOS NAVIDEÑOS DIY: sudadera de pompones

¿Qué tal lleváis los preparativos navideños?

Yo, un año más, voy despacito. Es verdad que al menos este año me ha dado tiempo a hacer un calendario de adviento DIY, pero aún no hemos decorado la casa y todavía me quedan un montón de cosas que preparar para la Navidad. 

Lo que sí que llevo como esperaba es la elaboración de regalos navideños hechos a mano, porque me encanta entregar regalos en lo que pongo un poco de mi misma.

Hoy os quería enseñar uno de los regalos que estoy haciendo, en realidad es muy sencillo, pero da mucho juego a la hora de crear nuestros propios diseños.

Tan solo necesitáis una sudadera del color que más le guste a la persona a la que vais a hacer el regalo y muchos pompones de colores de diferentes tamaños.

Yo las sudaderas las suelo comprar en Decathlon, donde las encuentro por unos 8€ y los pompones de colores los compro en las tiendas Tedi donde, os confieso, puedo pasar horas y horas buscando entre todo lo que tienen (y tienen de todo).

Pompones tedi

Como os podréis imaginar, podéis cortar, coser y personalizar la sudadera a vuestro gusto y luego ir fijando los pompones como os apetezca. En círculos, en nubes, salteados, uniéndolos por color, por tamaño, haciendo figuras, componiendo estructuras…y es que los pompones dan mucho juego.

Os voy a dar un ejemplo de personalización que a mi me encanta y en la que podéis usar todos los colores o emplear solo un color, en función de los gustos… y de los colores de las sudaderas, claro

Lo primero es preparar los materiales necesarios, lo segundo hacer un planteamiento de las formas y ya con eso podemos empezar a coser.

En realidad no hace falta dar muchas puntadas para ir cosiendo los pompones, pero si hay que cuidar que cosamos por el centro del pompón, porque si nos quedamos en parte exterior más blandita, se nos caerá enseguida.

Es importante ir colocando los pompones de manera ordenada, aunque no lo parezca, manteniendo las distancias de forma acorde y proporcionada.

Incluso para aquellas formas que parecen hechas al azar hay que tomar en cuanta el espacio que ocupa cada una.

Otra cosa que hago para que el resultado sea perfecto, es tapar la marca de las sudaderas, mirad.

Y después de una horita cosiendo pompones, este es el resultado:

La verdad es que queda chulísimo y podemos hacer miles de combinaciones de pompones por colores y tamaños. ¿os imagináis un corazón de pompones en el medio de una camiseta? o quizá, unas cerezas grandes en un lado o varias chiquititas desperdigadas por la sudadera o un paisaje estrellado con pompones amarillos o un arco iris lleno de pompones…

Y es que lo mejor de mejor de los regalos hechos a mano es que desde el primer momento están inspirados en la persona a la que haces el regalo y eso no se paga con dinero.

Espero que os haya gustado, os dejo que quiero que me de tiempo a hacer un par de cosillas más antes de que llegue Papá Noel; aunque no pararé de daros ideas hasta que vengan los Reyes Magos.

¡Nos vemos muy pronto!

Un abrazo

Publicado en Costura, Ideas

REGALOS NAVIDEÑOS DIY: Alfiletero

Hoy empiezo con un especial que me hace mucha ilusión. Lleva rondando por mi cabeza desde la Navidad pasada, pero como me resultó imposible hacerlo, he ido recopilando ideas chulas durante todo el año para poder arrasar esta Navidad y convertirnos en los mejores Papanoeles del mundo mundial.

El primer regalo DIY que os traigo es un alfiletero hecho en un bastidor con punto de cruz y que puede llegar a ser el sueño de cualquier costurerx, porque tiene mucho espacio para agujas y alfileres.

Además, aunque nunca hayáis hecho punto de cruz, podéis hacer este dibujo en un momento, porque no es nada difícil.

Aunque también podéis buscar un dibujo es os guste por las redes o ir en la web de DMC, que tienen mucho patrones de punto de cruz gratuitos, y si es vuestra primera vez por el punto de cruz, aprender también en su apartado de educación.

Una vez elegido el dibujo, solo necesitáis tela de panamá o cañamazo para hacer el dibujo, un bastidor mediano e hilo de bordar.

Como veis he dejado mucha tela alrededor del bastido, porque como luego lo vamos a rellenar con guata, tiene que tener tela de sobra. ¿Cuánto más? Pues un poco a ojo; luego si nos sobra mucho, lo cortamos y listo.

Una vez que tenemos hecho el motivo en la tela, abrimos el bastidor, sacamos la labor de punto de cruz y comenzamos a preparar el resto del material 

Vamos a necesitar un retalito de tela, un trozo de entretela del mismo tamaño para hacer la trasera del alfiletero. Vamos a entretelar para que nos quede un poquito más rígido por abajo y sea más mullidito por la parte de arriba.

Una vez entretelada la parte de abajo vamos a cortar un retalito de una tela de algodón suave, popelín por ejemplo, para la parte superior. Irá debajo del panamá bordado, así que tiene que ser del mismo tamaño. Esta tela reforzará la parte de arriba, evitará que se salga el relleno y hará que podamos pinchar los alfileres sin problema.

Ha de ser suave para no dañar ni despuntar los alfileres o las agujas.

Ya solo nos falta preparar el relleno para que quede bien mullido. El que he usado yo lo he comprado en Almacenes Pontejos, que no es muy caro, te lo mandan a casa y de calidad es fantástico.

¿Y cómo lo rellenamos?

Pues nos vamos a ayudar de unas pincitas de costura, e iremos uniendo los lados de las telas de arriba y de los de abajo de forma que cuadre.

Ahora es cuando tiene sentido a que la tela de arriba sea más grande que la de abajo, para hacernos más fácil la tarea de meter el relleno.

Una vez que le hemos dado el relleno suficiente viene la parte delicada de cerrar el bastidor con todas las telas y el relleno. Tenemos que colocar la parte cerrada del bastidor por debajo de todo; abrir a tope la parte que está abierta, la del tornillo, y colocarla encima de todo; encajar una en otra con cuidado de que no se nos salga ninguna tela ni se nos vaya el relleno; e ir cerrando el tornillo poco a poco.

Una vez bien encajado, y a medida que vamos cerrando poco a poco el bastidor, iremos estirando la tela muy despacio y repartiendo el relleno para que nos quede todo por igual.

Y cuando ya lo tengamos bien colocado y apretado, cortamos lo que nos sobra con cuidado

Y ya tenemos nuestro alfiletero hecho a mano para regalar. 

¿Os imagináis lo chulo que quedaría con un pequeño mensaje bordado en punto de cruz o con algo que le encante a la persona a la que se lo vais a regalar?

Además, hay tela de panamá y cañamazo de un montón de colores; así que solo hay que dar rienda suelta a la imaginación y empezar a buscar el dibujo que queréis bordar.

Pues por hoy es todo, dentro de poco seguiré con esta serie especial de Navidad, llena de ideas y pequeños detalles.

¡Hasta pronto!

Publicado en Ideas

Un regalo personal en media hora

Ahora sí que sí, ya es Navidad. Las casas brillan con luces, las cocinas huelen a canela, a turrón o a asado, el árbol ya está decorado y Papa Noel ya tiene su traje planchado para salir mañana a recorrer el mundo, con el único fin de hacernos un poco más felices con regalos e ilusion.

A mi, personalmente, me encanta recibir regalos, pero no me gusta cualquier cosa, me gustan esos pequeños regalos que sé que han pedido a Papa Noel pensando en mí y en nadie más. Regalos que no son caros, no son grandes y muchas veces no son comprados, pero son especiales y me llegan al corazón.

Por eso, yo intento hacer regalos que hagan sentir a la persona que lo recibe que es única y especial. Y me he dado cuenta de que los mejores regalos, los que más gustan, son los personalizados y hechos a mano.

Además, ni son caros, ni son difíciles de conseguir, ni tenemos que estar horas en atascos. Son perfectos.

Si os apetece ser originales este año, os voy a dejar unas pequeñas ideas para hacer regalos chulos en un pis pas. Si os dais prisa, aún podéis incluirlos en vuestros sacos de Papa Noel.

Una de las cosas que podéis hacer es un BROCHE.

Es bastante rápido de hacer y admite todas la posibilidades, así que podéis dar rienda suelta a vuestra imaginación.

Yo los hago usando fieltro, retales, botones, lentejuelas, plumas…lo que tenga a mano en ese momento, y si no encuentro nada que encaje, me acerco a la merceria o al “chino”, donde siempre hay algo que me vale. Algunas veces coso y otras pego con la pistola de silicona, depende. Lo que siempre uso son imperdibles 😉

Os dejo como ejemplo el que me hice yo para el vestido de Nochevieja del proyecto #2ndchance de la semana pasada.

Para este broche corté unas formas de hojas en un retal verde y luego hice una composición sobre un fieltro negro. Después marqué la forma en el fieltro y la recorté. Con unas pocas puntadas, cosí las hojas al fieltro con hilo dorado. Sobre las hojas cosí un adorno de pedrería y fuí añadiendo unas plumas. Acabé cosiendo el alfiler en otro fieltro que pegué con silicona caliente por la parte de atrás y listo. No tardé más de media hora.

Tambiém podéis PERSONALIZAR UNA CAMISETA básica.

Es algo que se puede hacer en tan solo cinco minutos, si utilizais una aplicación de las transferibles que se pegan con la plancha. Eso sí, utilizad una de calidad, que si no se despegará con tan sólo mirarla. Yo suelo comprarlas en Pontejos o en Almacenes Cobian, que siempre son una apuesta segura.

Mirad que chula quedó esta camiseta negra con una aplicación plateada en la espalda.

wp-1450908648956.jpg

Si optáis por aplicaciones cosidas tardaréis un poquito más, pero nunca se despegarán. Esta camiseta azul de H&M quedó muy chula con una mariposa roja que compré en Pontejos. Lo único que tenéis que cuidar es la costura para que no se vea y, además, no tire por ningún sitio. Con unas puntadas invisibles quedará perfecta en media hora.

wp-1450908662598.jpg

Otra manera de personalizar es utilizar PUNTILLAS para dar un toque distinto a la ropa.

Mirad esta camiseta básica de La Redoute como quedó con una pequeña  puntilla verde. Hay ir cosiendo muy despacio sin tirar de la tela, para que el tejido strech de la camiseta no quede luego tirante por ningún lado, y sin hacer las puntadas muy tirantes. Si es necesario, podéis sujetar la puntilla con alfileres para mantener la forma y la posición. En poco más de media hora tendréis lista una camiseta como esta.

wp-1450908676403.jpg

Y por último, os voy a enseñar otra camiseta que personalicé usando un cuello bordado. Yo compré éste en Brujas, donde podéis encontrar puntillas, bolillos y bordados por cada esquina; pero si ahora no es viene bien hacer un viaje hasta allí, seguro que en vuestra mercería o en Da Wanda encontráis uno que os guste.

wp-1450908668681.jpg

Al igual que con la puntilla, la costura del cuello tiene que hacerse despacio y sin tirar. En este caso sí que es útil usar los alfileres antes de coser para que el cuello quede bien colocado, recto y sin arrugas. Eso sí, para que este cuello quede perfecto váis a tardar un poco más de media hora, pero merece la pena.

Y hasta aquí mis ideas para personalizar regalos. Si os han gustado, aún estáis a tiempo de ir corriendo a por vuestras prendas, aplicaciones o puntillas para hacer los mejores regalos esta Navidad.

Sólo me queda desearos una Feliz Navidad y despedirme hasta la semana que viene.

Y no os olvidés,

Xmas greetings

¡Hasta pronto!

:*

Publicado en Costura

2nd chance: Nos vestimos de Nochevieja

Navidad, Navidad…tinoninoní 😉 Ya sí que huele a Navidad ¿eh?

¿Qué tal va todo? Hoy os he preparado un post con sorpresa

Resulta que, como ya sabéis quienes me leéis, me encanta dar una segunda oportunidad a la ropa; bajar al trastero, abrir las cajas de ropa que no me pongo y convertirla en prendas que uso.

Y resulta también que hay un grupo de bloggers de costura, con Armand Skarlett  a la cabeza (un tío genial con un blog que es una pasada) que decidieron hace un par de meses crear una plataforma donde dar ideas, compartir proyectos, crear nuevas prendas y vaciar el armario de ropa aparcada sin usar.

Este proyecto es #2ndchance y yo he tenido la suerte de poder participar este mes, en el especial Navidad, encima :).

proyecto

Espero que todas y todos os deis una vuelta por el Facebook del proyecto que, la verdad, merece la pena.

Para este especial navideño, no se si porque tengo muchas ganas de que llegue 2016 o qué, he hecho un vestido para disfrutar de la última noche del año.

Para este vestido he cogido una túnica de seda que me hizo mi madre en años 90 y que apareció el otro día en el trastero; creo que la guardé por la seda, porque el modelo era “tela” (nunca mejor dicho).

También he necesitado dos camisetas y un bolso…sí, sí, un bolso :O, todo merece una segunda oportunidad.

prendas 2nd chance.jpg

Vamos por partes, para no liarnos:

LA CINTURILLA

Para hacer la cinturilla utilicé las mangas de la túnica

Lo primero que hice fue descoserlas, plancharlas, cortar a la medida y unirlas.

wp-1450353655741.jpg

Al ser un vestido de Nochevieja, quería darle un toque distinto, así que pensé que sería una buena idea poner unas cintas de raso negro para poder anudar la falda a la cintura.

Corté 4 tiras de 30 cm. cada una, colocando dos en el delantero y dos en el espalda. Luego bordeé los lados de la cinturilla con la misma cinta de raso, a modo de remate, como podéis ver en la foto.

avanzando con la cinturilla.jpg

El siguiente paso fue darle brillo. Para ello estuve pensando en coser tiras de lentejuelas o cristales, pero de repente recordé que tenía un bolso de fiesta que no había usado en años. Así que, descosí el asa del bolso y la fui cosiendo con puntadas invisibles.

wp-1450353644041.jpg

Para acabar con la cinturilla, corté entretela negra de pegar a la medida y la pegué con la plancha.

Para pegar la entretela siempre trabajamos por el revés de la tela, tomando como referencia el lado de la cinturilla que va a quedar a la vista. Enfrentamos el revés con el lado de la entretela que pega. Doblamos la cinturilla y pasamos la plancha con cuidado para que quede bien colocada. Poner entretela a la cinturilla es fundamental para un acabado perfecto.

wp-1450353640405.jpg

Una vez lista la cinturilla, me puse con la falda.

LA FALDA

Hacer la falda fue muy sencillo.

Al ser una túnica de capa, sólo tuve que tomar la medida del contorno de mi cintura y adaptarla.

Como era una túnica y la capa salía de los hombros, sobraba mucha tela, así que le metí unas tablas de diez centímetros.

Empezamos marcando el centro del delantero y de la espalda con un jaboncillo. Luego marcamos cinco centímetros a cada lado de ese punto y, a continuación, vamos haciendo una marca cada 10 centímetros.

Por último unimos esas marcas y las sujetamos con alfileres o con un hilván. Esas serán nuestras tablas.

Haciendo la falda. jpg

 TRABILLAS  Y BOTONES

Con la cinturilla y la falda unidas, faltaba poner algo para cerrar.

Primero pensé en una cremallera, claro, pero acabé haciendo trabillas y poniendo unos botones que saqué de una camiseta. La cosa era que no tenía cremalleras que me sirvieran pero botones, camisetas y camisas sin usar tenía bastantes 🙂

Las trabillas, como véis en las fotos, no son ni más ni menos que una cadeneta:

wp-1450353632231.jpg

Para poner los botones, se toman las referencias de las trabillas para que queden alineados, se cosen con cuidado y listo.

poner botones.jpg

EL RESULTADO

Para acabar mi vestido festivo, uní la falda a una camiseta negra de tirantes. Al principio pensé en coser las dos cosas a máquina de forma definitiva, pero luego lo pensé de nuevo y acabé con unas puntadas invisibles, que nunca se sabe que va a querer hacer una después con el modelito.

Y, como sobraba tela de la túnica, me hice un broche con lentejuelas y plumas.

¡Me encantan los broches!

Et voilá….aquí tenéis el resultado

vestido de nochevieja.jpg

Si os ha gustado, tenéis que ver las cosas tan chulas que se han currado mis compañeros para Navidad. No os lo podéis perder.

collage jcheca 2nd

Juani Checa del blog Patrón y costura propone una cuna de muñecas hecha a partir de una bata. Este año, ningún niño sin juguete.

Armand Skarlett ha convertido una camiseta blanca en otra muy muy especial.

Beatriz Azuara del Blog de la tata ha transformado unos vaqueros en un árbol de Navidad. Impresionante.

Sei Sei de Buscando mis gamusinos hace una propuesta muy bonita para decorar la casa y que yo misma haré con los niños en breve.

Ainoa Muñiz Gutiérrez de Ideas entre amigas se ha hecho un jersey navideño de más divertido.

Y hasta aquí este especial Navidad #2ndchance. Espero que os haya gustado tanto como a mi hacerlo.

Un abrazo muy fuerte a todos y FELIZ NAVIDAD

Publicado en Ideas

Adornos de Navidad hechos a mano para el árbol

¿Vosotros habéis empezado ya a preparar la Navidad en casa?

Nosotros la verdad es que siempre lo dejamos todo para el último momento y de repente llega el día y lo tenemos todo por montar. Además, como estos últimos años seguimos la costumbre de mi marido de poner el árbol el día antes de Nochebuena, pues llega el día y siempre nos faltan luces o adornos.

Eso sí, cuando nos ponemos con el árbol montamos toda la parafernalia navideña con villancicos, galletas y demás, así que nos lo pasamos muy bien.

La cosa es que este año he decido empezar a preparar la Navidad un poco antes para tenerlo todo listo el día 24 y me he puesto a hacer unos adornos de fieltro.

Os voy a enseñar como me han quedado

¿Os gustaría hacer adornos a vosotros? Os contaré como los he hecho yo.

Lo primero que hice fue buscar algunas plantillas en Internet que me sirvieran para luego pasar las formas al fieltro. Os dejo un link a mi Galería Navideña donde podréis descargar varias de las plantillas que encontré en diferentes páginas.

formas y plantillas

Una vez que ya tuve mis plantilla recortadas las pasé al fielto.

Pasé las formas por duplicado, para dar más consistencia a los adornos y para que cubrieran las costuras, hilos y remates que pudieran quedar en la parte trasera.

Otra cosa que hice fue copiar por separado y recortar pequeños detalles de las formas como los cuernos de los renos, las narices, bocas, etc.

Con todo listo y recortado, me puse a buscar botones e hilos y me puse a dar forma a mis adornos.

IMG_20151207_183554~2

El primero que hice fue este reno

Como veis en la foto recorté la nariz en fieltro rojo y le hice los ojos con botones negros. Despues coloqué lo cuernos, que también había hecho aparte, y lo uní todo con un pespunte. Además, puse una cimta roja para poder colgarlo.

Ojo. No os olvidéis de que corté dos de cada forma, así que una vez todo unido hay que recortar pequeñas imperfecciones que nos pudieran quedar entre una y otra, para darle un acabado más limpio.

El segundo adorno fue esta estrella, para la que usé fieltro verde y rojo. Como veis en las fotos, es muy sencilla; un pespunte para unir todas las piezas y listo.

Después me puse manos a la obra con una galleta de gengibre 😉

Primero cosí la boca y la pajarita y le puse unos botones en la chaqueta y usé otros dos para los ojos. Luego, como véis en las fotos, marqué los adornos de las manos y los piés con una cadeneta y uní todo con un pespunte. Casi se me olvida la cinta para colgar; menos mal que me di cuenta antes de coserlo todo.

Cuando acabé le tocó el turno a un árbol de Navidad adornado con botones

Y acabé mi sesión de adornos con esta bota

IMG_20151208_125617~2

Estoy encantada con mis adornos y tengo más plantilla pendientes que seguro que hacemos los niños y yo dentro de poco.

Espero que este año todos colguéis en vuestro árbol un adorno hecho por vosotros mismos.

¡Hasta pronto!