Publicado en Cose conmigo, Costura

Cose con nosotras: hacemos el patrón de la blusa

Tal y como os prometí, hoy toca ponerse manos a la obra con la primera parte del Cose con nosotras que tengo a medias con Sheila de Buscando mis gamusinos.

Como os adelanté a mi me toca hacer el patrón de la blusa, una muy fresquita, ideal para estos días de verano.

Para la blusa tendremos suficiente con 50 cm. de tela de 1,50 m. de ancho y las medidas que tenemos que tener en cuenta serán:

Contorno de pecho: tomada alrededor del pecho, por la parte más prominente. Se plasma 1/4 de la medida en el patrón. Si nuestra medida es 100 cm. tomaremos en cuenta 25 cm.

Alto de pecho: desde el pezón hasta el hombro.

Contorno de cadera: alrededor de la cadera. Si toma 1/4 de la medida total.

Contorno de cintura: alrededor de la cintura. La cintura de mide justo dos dedos por encima del ombligo. Igual, se considera 1/4 para hacer el patrón.

Hombro: del cuello al borde del hombro

Sisa: tomada desde el hombro hasta la axila, sin girar.

Talle delantero: desde el lateral del cuello hasta el punto que queramos sea el largo de la blusa. Se toma por delante.

Caída: desde el hombro hasta la cintura.

Y, además: el largo de tirantes que queramos, la profundidad del escote delantero y la del trasero.

Dicho esto, vamos manos a la obra.

Empezamos marcando un rectángulo que tendrá como lados verticales la medida del talle delantero y como lados horizontales 1/4 del contorno de cadera.

Mantendremos uno de los lados verticales del rectángulo como referencia y lo consideraremos “el lado del doblez” y el lado opuesto lo consideraremos el lado del hombro.

Con el rectángulo trazado nos vamos al lado horizontal superior, donde marcamos un punto con la medida de 1/4 del contorno de pecho tomada desde el doblez y desde ahí trazamos la medida del hombro.

Sobre la medida del hombro marcamos un punto a la mitad exacta y desde ahí, hacia abajo, trazamos un línea con la medida que queramos que tengan nuestros tirantes (yo he tomado 12 cm). Espero que quede claro en la foto.

b0

Desde ese mismo punto vamos a dibujar hacia abajo la medida que tenemos de alto de pecho.

Sin nombre.JPG

Partiendo del lado del doblez y pasando por el punto de la media del alto de pecho trazaremos una línea horizontal con 1/4 de la medida del contorno de pecho.

b2

A continuación, y partiendo desde la esquina del hombro, marcamos la medida de la sisa y la de la caída.

b3

El punto de medida de la caída nos servirá de referencia para trazar una línea con 1/4 del contorno de cintura, partiendo también del lado del doblez.

A continuación, en el lado del doblez vamos a marcar un punto con la medida que hemos fijado para el escote delantero, en mi caso serán 15 cm.

b4

Ahora nos toca ir uniendo las medidas para dar forma a nuestro patrón.

En primer lugar uniremos el punto del escote con el punto del tirante dando forma curva. Si tenemos una regla curva nos ayudamos con ella, si no lo hacemos a mano alzada.

13

Luego unimos el punto del tirante con la sisa, formando también una curva.

b5

Si fuéramos a hacer una blusa ajustada uniríamos el punto de la sisa con el de la cintura y luego éste con el de la cadera.

Pero como vamos a hacer una blusa amplia uniremos el punto de la sisa con el de la cadera, tal y como veis en la foto.

16

Incluso podemos hacerla más amplia, añadiendo unos centímetros más a la cadera.

17

Ahora pasamos a hacer el patrón de la espalda.

Muy fácil. Cogemos papel de patrones blanco, lo ponemos encima sujeto con alfileres para calcar el delantero.

18

Sólo una pequeña variación, ya que la espalda tiene un escote mayor que el delantero y lleva tirantes cruzados.

Desde el punto del escote delantera bajamos 10 cm. y unimos este punto directamente con la sisa con forma curva.

Calcamos el lateral y ya tenemos la espalda lista.

Sólo nos faltaría hacer las vistas usando como referencia los contornos del escote delantero, del escote de la espalda y de la sisa.

Marcamos el borde en un papel, subimos 2 cm. y volvemos a marcar el borde de nuevo. Del escote delantero y de la espalda 1 pieza con la tela doblada y para las sisas dos piezas, teniendo en cuenta que de esa vista saldrán los tirantes hacia la espalda.

La medida del tirante la tomaremos de sumar los 12 cm. del tirante delantero + la medida que obtendremos desde el hombro hasta el punto de unión en la espalda.

Aunque bueno, si me conocéis sabréis que soy fan de los bieses, así que creo que yo en vez de hacer vistas de la misma tela, lo remataría usando un bies en contraste y usaría ese mismo bies para hacer el tirante 😉

En fin chicas, y Sheila, hasta aquí el patrón de la blusa.

2829

Tiene un poco de trabajo, pero espero haberlo explicado con detalle.

De todas formas, como siempre, aquí me tenéis para todo lo que necesitéis y si queréis el patrón ya hecho, poneos en contacto conmigo y os lo hago llegar

Me despido hasta la semana que viene con la falda que me ha pasado Sheila confeccionada y el conjunto final acabado.

¡Qué ganitas!

 

 

 

Publicado en Costura

Con retales…hacemos una camiseta en dos tejidos

Esta semana os traigo otro tutorial facilito y rápido para aprovechar los retales que nos han ido quedando descuadrados; perfecto para darle a la aguja en verano, en esos ratitos en los que o nos quedamos en casa o nos abrasamos en la calle.

Es una camiseta que podéis hacer en una tarde con dos trocitos de tela que tengáis por casa.

Yo la he hecho con una tela denim de algodón muy finita y con punto de algodón azul marino.

14

El patrón es muy sencillo, ni siquiera es necesario hacerlo en papel y luego pasarlo a la tela; bien medido se puede trazar directamente el el tejido.

Os dejo aquí el diseño técnico con medidas para la talla 40, que he hecho en mi cuadernillo; espero que os sirva.

Para ampliar o disminuir la talla, medid vuestro contorno de pecho y tomadlo como referencia, teniendo en cuenta que se suman 4 cm. a cada lado de la tela en delantero y espalda hasta sumar 16 cm. más que el contorno real. Ejemplo: mi contorno es de 96 cm. y el contorno de la camiseta son 112 cm. (28 cm. x 4); si mi contorno fuera 100 cm. el contorno de la camiseta sería 116  (29 cm. x 4).

wp-1469608228755.jpg

Una vez medido, unimos las dos telas y las doblamos por la mitad, dejando el revés de la tela a la vista.

Marcamos con alfileres la forma de la camiseta, pasamos la plancha por encima para dejar las señales en la tela de la silueta del modelo y cortamos.

A continuación, abrimos, enfrentamos y cosemos los hombros y el lateral hasta hacer la curva de la sisa.

Una vez cosido, toca rematar el escote y las mangas.

Lo más fácil: usar mi adorado bies (creo que no podía vivir sin ellos)

Colocamos el bies abierto en el borde del escote y la manga, enfrentando a la tela por el derecho y abierto como veis en la foto, y pasamos una costura justo por el doblez. Después doblamos hacia dentro y cosemos por el revés. Listo y perfectamente rematado.

Por último, cosemos el bajo con un zig zga, ya que el punto elástico puede dar problemas si lo cosemos con un pespunte normal, ya que no permite el estiramiento de la tela y se nos puede romper la costura.

Y para acabar, un pequeño detalle con un aplique termofijable.

 

Y nos vamos de paseo

Publicado en Ideas

1,2,3… camisetas personalizadas

Lo que más me gusta de esto de hacerse uno mismo la ropa es que puedes dar rienda suelta a la imaginación.

Me lo paso pipa creando o transformando cualquier tela o prenda en otra diferente y única; por eso, no paro de personalizarlo todo.

Esta semana le ha tocado a Pablo, que tenía varias camisetas lisas en el armario y resultaban muy aburridas 🙂

Para la personalización he utilizado distintos materiales y quería compartirlo con vosotras, por si os apetece dar una vuelta al armario y dar un toque distinto a vuestra ropa.

¡Espero que os guste!

Empezamos con aplicaciones termofijables.

Es lo más fácil que hay en el mundo. Sólo tenéis que ir a una mercería con un buen catálogo de aplicaciones para encontrar la que os gusta, colocar la aplicación en la camiseta y plancharla.

El único cuidado que tenéis que tener es el de aplicar la plancha fijando, sin deslizar, para que no se mueva ninguno de los adornos.

Lo malo es que  según sea la aplicación, la duración puede ser temporal porque se vaya el pegamento después de unos lavados. Si esto nos pasa, siempre podemos darle unas puntadas al adorno y listo.

También podemos usar adornos de una camiseta vieja.

¿Quién no tiene una camiseta vieja con un dibujo superchulo que no quiere perder? En el caso de los niños, que se les queda todo pequeño en un abrir y cerrar de ojos, ni os digo.

Eso fue lo que nos pasó con la camiseta del pulpo que veréis en la foto; así que recorté el pulpo con mucho cuidado, dejando un margen muy pequeñito, y lo cosí a la camiseta nueva con un pespunte.

Yo lo hice a mano con una puntada pequeña y muy pegada a la aplicación y quedó perfecto, como si el pulpo llevara allí desde siempre 😉

Y para acabar lo que más me gusta de todo: la pintura textil.

Hace tiempo compré los rotuladores para textil que venden en IKEA y empezó el vicio; ahora ya me he pasado a los rotus de Giotto que son mucho mejores y tienen un montón de variedades para dar diferentes efectos a la ropa. También existe pintura textil en spray y con pincel, pero yo aún no lo he probado.

Es una pasada lo chulas que quedan las camisetas pintadas con el dibujo o el motivo que cada uno quiera. En esta ocasión he sacado el dibujo de internet y lo he calcado colocandolo detrás del delantero de la camiseta.

Hay que tener cuidado al pintar porque la pintura se traspasa del delantero a la espalda; así que, además de servirme para calcar el dibujo, también me sirvió para proteger la parte de atrás. 

También podemos dibujar con lapiz el dibujo en la camiseta y luego repasarlo con los rotuladores o calcarlo con una hoja de papel calco de las que se usan para patrones y luego darle color.

En cualquier caso, el resultado es una pasada y las posibilidades, infinitas.

 ¿Os ha gustado?

Espero que sí y, como siempre, os invito a probar vuestras propias personalizaciones.

Cualquier cosa que queráis consultarme, aquí me tenéis.

¡Feliz fin de semana!

¡Hasta pronto!

Publicado en Costura

Con retales…sacamos una blusa de cerezas

Como buena amante de las telas, la mayoría de las veces compro la tela antes de saber qué voy a hacer con ella. Eso hace que, la mayoría de las veces, me queden un montón de retales ¿a vosotras no os pasa?

A partir de ahora en el blog voy a daros ideas para poder aprovechar esos retazos de telas que nos sobran y con los que podemos hacer un montón de cosas chulas.

Lo primero que os traigo es una blusa amplia, perfecta para el verano.

17

 

Sólo necesitamos medio metro de tela de 1,50 de ancho, un bies de adorno y nada más.

Lo primero que hacemos es doblar la tela como veis en la primera foto, pero por el revés, y luego doblarla por la mitad.

A continuación, vamos marcando sobre la tela la forma de nuestra blusa que podemos sacar de una blusa que tengamos en el armario, copiando el modelo, o podemos hacer nuestro propio diseño.

Yo, aunque saqué el modelo de una blusa vieja, os dejo un foto del diseño que he utilizado, por si os sirve de ayuda. Las medidas son para talla M, que es la que yo uso.

Una vez marcada la silueta con alfileres, planchamos para dejar las marcas por donde tenemos que unir y coser (aunque también podemos pasar la espuela), cortamos dejando 1 cm. para costura y unimos las dos piezas.

Cosemos y sobrehilamos las costuras de los hombros y de los costados, y después empezamos a rematar el escote.

Podemos rematarlo con un bies sencillo, con una tira de madroño o con un vivo decorativo, como he hecho yo.

Lo colocamos primero por el derecho, por donde pasaremos la primera costura, y luego doblaremos hacia dentro y coseremos, como se indica en las fotos.

A continuación, hacemos un dobladillo a las mangas y otro pequeñito para el bajo, manteniendo la forma circular. Cuanto más pequeño sea el dobladillo mejor nos quedará.

Por último, planchamos todas las costuras para que nos quede perfecta.

Y ya tenemos nuestra camisa lista para salir de paseo este verano 😉 ¿qué os parece?

16

17

¡Me encanta el escote amplio de la espalda!

15

18

Venga chicas, id a buscar un retalillo y manos a la obra ¡es tan fácil!

¡Espero que os haya gustado!

¡Hasta pronto!

Publicado en Costura

Nos hacemos un vestido espectacular en una hora

Hasta ahora, siempre que pensaba en vestidos de fiesta me venían a la cabeza prendas muy elaboradas, con muchas costuras, entretelas, vuelos, corpiños, lentejuelas y bordados

Y digo hasta ahora porque después de coser el vestido que os traigo hoy mi pensamiento ha cambiado, ya veréis el porqué.

detalle

Para este vestido sólo necesitamos una tela con caída, como por ejemplo un crepé o un raso, un adorno de perlas, lentejuelas o strass, y una hora.

El modelo, con un hombro al aire y mucha caída, apareció en el coleccionable “Coser es fácil” que publicaron en la revista Burda Style hace dos veranos.

dibujo tecnico Burda

Desde el primer momento que lo vi lo guardé en la lista de favoritos y el otro día encontré el momento perfecto para confeccionarlo: una fiesta ibicenca al ladito de la playa.

Así que cogí una pieza de crepè blanco de 3 m. x 1,5 m, que tenía guardado, hice unas cuentas modificaciones al modelo de Burda y me puse manos a la obra.

dibujo tecnico

Entre las modificaciones, como veis en la foto de mi cuaderno de anotaciones, reduje el ancho y añadí un pieza al bajo.

La idea es trabajar con dos capas de tela, para que no necesitemos forro y hacer el menor número de costuras posibles.

Trabajando por el revés, lo primero que hacemos es doblar la tela por la mitad a lo largo y luego por la mitad a lo ancho, de forma que nos quede un cuadrado de 75 cm. x 75 cm. con un doblez grande en el lateral, dos dobleces en la parte superior y la tela abierta en el otro lateral.

A continuación sacaremos la parte inferior del vestido, cortando una pieza a todo lo largo de la parte abierta de 16 cm. de ancho.

4

Con la tela así doblada, cortamos el triángulo del hombro y unimos las dos telas por el corte. Luego nos vamos al lateral abierto y cosemos las dos telas juntas enfrentadas sólo 31 cm., a modo de que será la apertura de la manga. De esta forma tanto el escote como la manga nos quedarán pulidas y perfectas.

A continuación, hacemos una costura uniendo los dos pequeños dobleces de la parte superior, a modo de hombre y unimos desde la manga hasta el bajo, el forro con el forro y la tela exterior con la tela exterior. Será la única parte donde ambas telas vayan separadas.

De la pieza de 15 cm. de ancho cortamos dos piezas de 1,2 m. las unimos a lo largo y planchamos. Luego enfrentamos por el derecho al bajo exterior del vestido y cosemos, como cuando ponemos un bies o una cinturilla. Luego doblamos por la costura y cosemos por el revés y los laterales, para que nos quede la apertura lateral como en la foto.

Ya solo nos queda adornar con una aplicación que nos guste, yo elegí esta de strass que le iba al pelo.

Os voy a confesar que con el vestido en la mano, después de coser y planchar, me dio la impresión de que mis expectativas habían sido superiores al resultado, pero ese pensamiento sólo me duró el tiempo que tardé en pintarme, vestirme y calzarme.

Es impresionante como sienta, lo bien que combina con todo y lo comodísimo que es. Hasta sin pintar y descalza queda bien 😉

Además, los piropos que recibí al llegar a la fiesta compensaron todas las impresiones.

2

5

¿Quién se anima?

¡Nos vemos muy pronto con más tutoriales facilitos!

 Un abrazo

 

 

Publicado en Costura, Sin categoría

Final cose conmigo: vestido tubo Burda Style 06/16

Por fin ha llegado el día, el vestido tubo del Burda Style de junio está listo para ser presentado en sociedad 🙂

¡No os imagináis las ganas que tenía de enseñároslo!

Si habéis seguido el paso a paso de las semanas anteriores, después de pasar el patrón, cortar y unir cada una de las partes y hacer el escote sólo nos queda coser las costuras y los cierres.

Lo primero que vamos a hacer es coser la costura lateral del talle. Para ello, como tenemos el vestido con forro, y para darle un final más limpio, vamos a dar la vuelta y coser por el revés de forma que queden unidos, como una pieza continua, el forro y la tela estampada exterior. Mirad las fotos, que creo que quedará más claro.

A continuación, coseremos las costuras laterales de la falda, uniendo el forro en una pieza y la parte exterior en otra y, una vez cosido, las uniremos al talle por la cintura.

Si vosotras no habéis forrado el vestido será más sencillo, porque tan sólo tendréis que pasar a la máquina una parte, aunque si es conveniente que mantengáis el orden de costura que he seguido yo.

Ya sólo nos queda la parte trasera, que va a dar un poco más de trabajo.

Como ya os conté en el presentación del cose conmigo, el patrón del modelo en la revista está pensado para un tela de algodón elástica, pero yo elegí una sin nada de elasticidad.

Esto, que en principio no ocasionaba grandes problemas, al cerrarse el vestido con cremallera, sí que dificultaba un poco los movimientos al sentarse y ponía un poco en peligro las costuras.

Así que decidí hacer como en los vestidos de novia y usar una tira para botones de goma elástica, que hace que el vestido quede bien ceñido pero que no se rompan las costuras con los movimientos.

Para fijarlo, cosí la tira por el derecho del vestido y, después de coserlo a la máquina, enfrenté con el forro por el derecho, de forma que la tira para botones quedara oculta y sólo se vieran las trabillas de goma. Ojo, sólo cosí hasta el final de la tira, no la costura entera.

El otro lado, donde iban a ir al os botones, tenía que quedar bien rematado, así que aproveché el forro para dejar bien pulido. ¿Cómo? pues enfrentando por el derecho y cosiendo por el revés, de la misma forma que hicimos con las sisas y la trasera del escote.

Después sólo hay que coser y coser botones, de forma que queden los dos laterales montados para que no se vea piel. Si vemos que queda muy abierto, podemos poner una solapa posterior y así, aunque se abra mucho, se verá tela del vestido.

Ojo, si vuestra tela es elástica no os hará falta poner botones, podéis poner una cremallera invisible o vista o, incluso, una con dientes de metal bien visible :).

Una vez cosidos todos los botones, tendremos que cerrar la costura trasera con la abertura.

Según el patrón que cortamos, para la abertura tenemos un sobresalto en la tela. Lo que haremos será coser la costura desde la tira de botones hasta el salto de tela, dar un pequeño piquete, montar la tela de abertura de forma que quede como una solapa por debajo y pasar un pespunte para fijar a un lado. De esta forma el vestido no se verá abierto.

Al acabar con la abertura, coseremos el bajo y, después de muchas puntadas y mucha plancha, ya tendremos listo nuestro vestido.

No os olvidéis de rematar cada costura con un ziga zag o con la overlock, ni de cortar los hilos, ni de planchar las costuras.

Y aquí os presento mi resultado:

20

21

22

23

Espero que os guste y me encantaría que me enseñarais los vuestros cuando los tengáis acabado.

Os dejo el Face del blog para que podáis subir todas las fotos que queráis

Click para Facebook

Un abrazo enorme y ¡hasta pronto!

 

Publicado en Costura

Un vestido playero en menos de una hora

Hoy os traigo un tutorial express con un vestido playero que vais a podes hacer en un rato.

El vestido lo tiene todo para el verano: es fresquito, porque está hecho con tela de algodón; es alegre y colorido, porque nada mejor para el verano que llenarlo de telas brillantes y con mucho color; es cómodo y ponible, porque lo podéis llevar a la playa por la mañana y ceñido con un cinturón ancho y unas sandalias bonitas, también lo podéis llevar por la noche.

Para empezar necesitaremos un metro de tela de 150 cm. de ancho, que doblaremos por la mitad primero lo largo y, luego, a lo ancho, de forma que nos queden dos rectángulos doblados por la mitad.

Una vez cortados los dos rectángulos, trazaremos en uno de ellos (que será el delantero) dos marcas para el escote, una en el centro doblado y otra en la parte de arriba. Unimos las dos marcas con una regla, dando forma de pico en el escote, y cortamos.

Ojo, las marcas las haremos en función de nuestras medidas y de la profundidad de escote que queramos, colocándonos la tela encima.

Para el trasero, como veis en la foto, bajamos un par de centímetros (+ 1 cm. para la costura), trazamos en circular y cortamos.

A continuación, hacemos las costuras de los hombros. Como no tenemos marcas, medimos 1 cm., que iremos marcando (y, de paso, iremos sujetando) con alfileres, y pasamos a la máquina.

A continuación, remataremos el escote con un bies.

Para poner el bies, abrimos uno de los dobleces y lo colocamos con alfileres sobre el derecho de la tela y cosemos justo por la marca del doblez.

Luego doblaremos el bien hacia dentro y pasaremos un pespunte a la máquina de forma que nos queden los dos lados del bies bien cosidos.

La mayor dificultad que podemos encontrar vendría por adaptar el bies al escote en pico, pero Armand Skarlett nos ha preparado hace poco un tutorial tan bueno y que lo hace tan fácil, que lo haréis en un pis pas.

Después nos ponemos con las mangas.

Para las mangas, con el vestido doblado, haremos una marca en la parte exterior y coseremos en los laterales desde la manga al bajo, dejando un margen de 2 cm.

Una vez cosido, hacemos un pequeño corte justo en la marca de la manga, cortamos hasta el bajo para que nos quede una costura de 1 cm. y rematamos como se puede ver en la foto.

De esta forma tendremos un centímetro de margen para hacerle un bajo a la manga.

Para acabar, cosemos el bajo et voilà…listas para las vacaciones.

Desde luego es de lo más fácil que hay, así que excusas para no hacerlo tenemos pocas.

Espero que os haya gustado este tutorial de viernes, nos vemos muy pronto.

¡Buen fin de semana!

Publicado en Costura

Cose conmigo: vestido tubo Burda Style 06/2016 (3)

Vale, lo voy a confesar…esta semana os traigo la parte que más me ha gustado hacer y, también, la que más me ha costado: el escote.

Era la primera vez que hacía un escote similar y he tenido que dar un par de vueltas a algunas cosas, pero estoy contentísima con el trabajo y con el resultado.

Espero que a vosotras os guste también.

Esta tercera parte del cose conmigo de Burda Style (aquí os dejo la primera y la segunda) está dedicada por completo al escote, las sisas y todas las vistas.

Por hacer memoria de como vamos, la semana pasada dejamos el vestido con la entretela fijada al forro, lista para unirla a la tela estampada del vestido.

Así que cogemos las dos telas y las enfrentamos por el derecho, de forma que podamos trabajar por el revés, y vamos uniendo con cuidado de unir siempre por las marcas y que ambas telas queden perfectamente cuadradas.

Uniremos el escote pasando un hilván por todos los “arcos” y haciendo algunos piquetes que nos facilitarán la tarea a la hora de conformar las partes curvas.

Como ya sabéis estos piquetes son fundamentales en el caso de poner vistas a los escotes, montar mangas, colocar cinturillas en faldas de capa.

Lo mismo haremos con las sisas, en el delantero y en la espalda, y también en el arco de la parte posterior.

Una vez hilvanado, pasaremos a la máquina.

Por supuesto el hilván es optativo, pero al ser una parte con tanto detalle y que requiere tanta precisión y, además, al tener que unir las dos telas perfectamente, yo os recomiendo que dediquéis un poco de tiempo y paséis un hilván. Así evitaremos que se muevan las telas en la máquina o se descuadre un alfiler.

Una vez cosido todo el escote, cortaremos el sobrante de costura lo más posible, para que al dar la vuelta no tengamos problemas de arrugas, bolsas, tiranteces…vamos, para que siente mejor.

Os tengo que decir que dar la vuelta a este escote no es fácil. Hay que trabajar muy despacio y con paciencia, porque son tiras muy estrechas por donde hay que pasar mucha tela. Os podéis ayudar con un gira bies, con una aguja, muy despacito, o un un ganchillo.

Yo, que no encontré mi gira bies por ningún lado, me tuve que ayudar con un ganchillo y un aguja. Sudé la gota gorda, pero lo conseguí 😉

Por supuesto, para acabar, hay que planchar muy bien cada parte, cada curva, cada arco, para que el resultado sea perfecto.

Con las sisas y las partes traseras hay que trabajar igual: dejar poco sobrante de costura, dar la vuelta y planchar cada detalle. ¡Queda increíble!

A continuación, uniremos delantero y trasero por los hombros y pasaremos a poner las cenefas.

Tenemos dos cenefas delanteras y cuatro partes traseras, más una entretela para el delantero y dos para las piezas posteriores. Lo primero que haremos será pegar con la plancha la entretela termofusible a las cenefas que, a partir de ahora, vamos a llamar reforzadas y que emplearemos para la parte exterior.

Una vez reforzada, cosemos la parte delantera y las traseras y colocamos la cenefa alrededor del escote enfrentando los derechos, como podéis ver en la foto.

Una vez bien colocada, pasaremos un pespunte por la parte superior y cortaremos el sobrante lo más que podamos, pero siempre dejando un poco. No dejéis nunca al ras porque se nos van las costuras.

Después uniremos en la parte interior las vistas que no están reforzadas, enfrentando las telas por el derecho

Al hacer esta parte yo pequé de práctica y cosí todo a mano, pero al acabar me di cuenta que se veía una costura de unión que hacía que desluciera el escote; así que, recordé a mi madre diciendo eso de “si no queda perfecto descose hasta que lo esté” y descosí y rehíce.

Para coser la parte interior, se une la cenefa como veis en la foto y se pasa a la máquina la costura superior. Luego damos la vuelta, como cuando podemos una cinturilla o un bies, y ya, a mano, coseremos como si fuera un bajo invisible, por la parte de atrás.

No nos podemos olvidar, antes de rematar la cenefa, de poner una trabilla para abrochar atrás. En Burda Style indican los pasos para hacer una trabilla de la misma tela, pero yo he hecho la trabilla de goma porque a mi me resulta más manejable. En cualquiera de los casos, la trabilla irá ubicada entre las cenefas y sólo sobresaldrá lo suficiente para abrochar un botón.

Y, por fin, tendremos listo y perfecto nuestro escote.

Faltan algunos detalles, como el botón trasero y, quizá, un planchado más, pero desde luego estoy muy orgullosa del resultado.

¿Os gusta?

Espero con ganas enseñaros el vestido acabado ¡qué poco queda ya!

¡Hasta la semana que viene!

Publicado en Costura

Cose conmigo: vestido tubo Burda Style 06/2016 (2)

Estoy emocionada con el vestido tubo de Burda Style del mes de junio. Me encanta como se trabaja con las telas y con lo sencillo que está resultando, hasta ahora. ¡Que ganas de acabar ya!

Si la semana pasada pasamos el patrón y cortamos, hoy vamos a empezar ya a dar las primeras puntadas.

Lo primero que tenemos que hacer es marcar la forma del patrón de papel en la tela, para que podamos abrir y separar las piezas. Hay que hacer las marcas muy visibles, para que luego no tengamos problemas a la hora de unir.

Hay varias opciones según sea la tela; podemos usar la espuela marcando todos los bordes, podemos pasar hilos flojos por todo el contorno o podemos usar alfileres y planchar por encima, de modo que nos quede bien marcado.

Yo, por las características de las telas que estoy usando y porque tengo la tela del forro unida a la estampada, he optado por poner alfileres por todo el contorno y planchar por encima. Quedan unas marcas perfectas en todas las caras y en las dos telas, y es super rápido y limpio.

Y diréis ¿y cómo hago con las pinzas?

Pues para marcar las pinzas con alfileres tenemos que tener marcado primero todo el contorno y luego levantar el papel hasta la pinza. Doblamos el papel por la primera marca de la pinza y ponemos alfileres, luego doblamos por la segunda marca y hacemos lo mismo. Así nos queda perfecto.

A la pieza que sí voy a pasar hilos flojos es la entretela de pegar, aunque luego los tenga que quitar antes de fijar la tela.

7

Después de abrir y separar todas las piezas y antes de empezar a unir pinzas, vamos a pasar las marcas del escote a la tela.

Antes de nada, lo que he hecho es pasar el patrón de tela a un folio para tener una plantilla más estable. Doblé el folio y, bien sujeto, recorté las formas con cuidado.

Luego pasé el molde a la tela del forro, después a la estampada y, por último, a la entretela.

Por cierto, que no he dicho nada hasta ahora, si en vez de forrar tenéis sólo cortadas las vistas, el proceso es el mismo.

Para recortar las formas del escote, doblé las piezas por la mitad y sujeté con alfileres, poniendo mucho cuidado en que las marcas coincidieran a la perfección en los dos lados. Como veis en las fotos dejé un margen de 1 cm. para costuras.

Y una vez hecho esto le llega el turno a las pinzas. Iremos uniendo con alfileres enfrentando las marcas de las pinzas por el derecho, de forma que el triángulo que conforma la pinza quede por el revés de la tela. Pasaremos a la máquina un pespunte dejando sin rematar los cabos del pico de la pinza, que remataremos a mano.

Antes de planchar las pinzas, recortaremos las pinzas de la pieza del talle delantero, dejando 1 cm. de ancho y sobrehilamos. Es una pinza muy profunda y si dejamos toda la tela no sentará igual de bien el vestido.

Planchar bien es fundamental en la costura y especialmente las pinzas, por eso vamos a planchar tal cual indican en Burda Style. Las costuras de las piezas superiores haca abajo y las de la falda hacia arriba. Digamos que se planchan en dirección a la cintura.

Hoy vamos a acabar fijando la entretela al forro (o a las vistas, según estéis haciendo vosotras).

Sólo tenemos que unir la entretela al forro por las marcas con unos alfileres, enfrentando el revés del forro a la cara de goma de la entretela. Si habéis pasado hilos flojos a la entretela, como yo, quitadlos antes de planchar para que no quede ni uno pegado ahí para siempre 😉

Por último, planchamos para dejar la entretela bien fijada. Ojo, a medida que vamos planchando iremos levantando los alfileres, poco a poco, antes de pasar la plancha por los bordes.

 

Y así dejaremos el vestido listo para hacer el escote la semana que viene. Deseando estoy 😉

¡Nos vemos muy pronto!

 

 

Publicado en Costura

Costura para niños: 1 patrón 3 pantalones

Vamos a acabar esta calurosa semana poniendo a los niños muy fresquitos de forma fácil y rápida.

Con el tutorial de hoy vamos a ver como podemos hacer diferentes modelos de pantalones usando siempre el mismo patrón.

Antes de nada tenemos que sacar el patrón de un pantalón que ya tengamos y que le valga. En caso de que sólo tengamos pantalones que le queden pequeños (que muchas veces pasa) podemos usarlo igual, pero añadiendo los centímetros que faltan.

Aquí os dejo un tutorial donde os explico cómo sacar el patrón del pantalón: tutorial

1

Una vez tengamos nuestro patrón seleccionamos las telas que más nos gusten y nos ponemos a cortar y coser.

Yo, en todos los casos, he elegido telas de punto de algodón bielásticas que son comodísimas para poner, quitar, lavar y volver a poner. También he necesitado tela de puño tejido, goma y, en algunos casos, vivos o bies.

Y un consejo antes de empezar: si no tenéis remalladoras ni recubridoras cosed con zig zag. Las telas elásticas requieren costuras que estiren y el zig zag es perfecto.

Pues ya está todo listo, empezamos.

1 El pantalón de estrellas:

Vamos empezar con un modelo muy sencillo, con tan solo un par de costuras.

Lo primero que vamos a hacer es colocar el patrón sobre la tela doblada uniendo delantero y trasero en la misma cara y haciendo el trazo del patrón con las dos partes juntas, de forma que no necesitemos costura lateral.

Así, cortamos el pantalón, unimos el tiro y la costura central y en un momento tenemos el pantalón listo para la cinturilla y el bajo.

Haremos la cinturilla con puño y con una goma de las de calzoncillo.

Para ello medimos la cinturilla del niño y le cortamos un tira de puño de la medida menos 10 cm. y el ancho que nosotros queramos.

Enfrentamos por el derecho la tela de puño con la del pantalón, uniendo por la marca de la cintura.

Hay que unir estirando la cinturilla de puño de forma que se adapte perfectamente a la media de la cintura. Sobrepuesto con alfileres quedará la tela del pantalón con arrugas pero una vez cosido a la máquina, como vamos a ir estirando a medida que cosemos, quedará perfectamente fruncido. Tened cuidado de estirar solo la cinturilla no la tela del pantalón.

Una vez cosido por un lado, metemos la goma, doblamos la cinturilla de puño por la mitad y cosemos.

Ya nos quedaría sólo el dobladilla, que en haremos doblando hacia fuera y dando una puntadas en los laterales para que no se baje.

9a

Y ya tendríamos el primer modelo: cómodo, colorido y fresquito.

2 El pantalón de pececillos:

Para el segundo modelo vamos a colocar el patrón con la tela doblada pero con delantero y trasero separados. Tendremos que coser la costura lateral de la pernera, pero ahí es donde le vamos a poner la gracia al pantalón, porque entre medias vamos a colocar un vivo de color rojo, que va al pelo con mi tela de pececillos.

Así que cosemos lateral, tiro (los tiros van delantero con delantero y trasero con trasero) y costura central y nos vamos a la cinturilla y el bajo.

En este modelo haremos la cinturilla de la misma manera que la anterior, con tela de puño, y, como novedad, haremos el bajo elástico con el mismo puño, a modo de pantalón bombacho. Ojo, en el bajo no vamos a poner goma, sólo ajustará el puño, para que no apriete nada.

Y así tendremos ya nuestro bombacho de pececillos. ¿a qué ha quedado super chulo?

13

Pablete está encantado 😉

3 Un básico con un toque especial

Para acabar os voy a enseñar como hacer un pantalón que va con todo pero al que vamos a dar un toque personal.

Para esta modelo cortaremos, con la tela doblada, delantero y trasero separados y empezaremos cosiendo el tiro y la costura central.

El toque diferente de lo vamos a poner en la costura lateral, haciendo un vivo con un bies, o con un trocito de tela que tengáis por casa.

Doblaremos el bies y lo colocaremos en la costura lateral, como veis en las fotos.

A continuación, haremos la cinturilla con puño y coseremos el bajo hacia dentro.

Chulo y sencillo, listo para el veranito 😉

Hasta aquí el tutorial de hoy, espero que os haya gustado y que saquéis provecho de él este verano.

Os dejo, que Pablo y yo nos vamos de paseo.

¡Hasta pronto!