Publicado en Costura

Una pequeña mochila para el pequeño Pablo

¿Tenéis dos cuadrados de tela, un trocito de cinta, un cordón de zapatos y media hora?

Pues ya podéis hacer una mochila como la que yo le he hecho a mi Pablete para ir a la guarde.

1

Lo primero que hay que hacer es medir la tela y cortarla.

Yo corté dos cuadrados de 36 cm. x 36 cm., pero también podéis cortar un rectángulo más grande y doblar por la mitad, de modo que no os hará falta ninguna costura central.

Una vez lo tenemos cortado tenemos que unir los cuadrados en los laterales, pero antes de eso vamos a poner unas trabillas en la parte inferior, tal y como veis en las fotos.

Una vez puestas las trabillas inferiores, daremos la vuelta a la mochila y remataremos la parte superior.

11

Para la parte superior, vamos a cortar dos tiras de unos 4 cm. de alto y del mismo ancho que cada uno de los lados de nuestra mochila.

12

Una vez cortadas, las colocamos en la parte superior, enfrentándolas por el derecho como si estuviéramos colocando una vista.

Es importante tener en cuenta que cada tira tiene que ir rematada en los bordes y que no van unidas en ningún momento, porque será por donde pasemos la cinta o los cordones que nos servirán de asas de nuestra mochila.

Ya casi tenemos nuestra mochila lista, sólo nos queda pasarle la cinta para las asas.

Yo al final que sustituido los cordones por una cinta blanca de algodón, pero vosotros podéis usar lo que tengáis más a mano.

18

Para que nos quede perfecto, cortaremos dos tiras de cinta cuya medida será igual al alto x ancho de la mochila.

Y con la mochila lista vamos a añadir un pequeño pero importante detalle: identificar la mochila.

¿Cómo? Pues poniendo el nombre de nuestro campeón en fieltro.

Bueno, podemos ponerlo con sellos o bordado o con un rotulador, pero yo lo voy a hacer con fieltro; a ver si os gusta 🙂

Sólo tenemos que cortar las letras y coserlas con un pespunte, como en las fotos:

Y ahora sí que sí, ya tenemos lista la mochila:

Publicado en Costura

Costura para niños: 1 patrón 3 pantalones

Vamos a acabar esta calurosa semana poniendo a los niños muy fresquitos de forma fácil y rápida.

Con el tutorial de hoy vamos a ver como podemos hacer diferentes modelos de pantalones usando siempre el mismo patrón.

Antes de nada tenemos que sacar el patrón de un pantalón que ya tengamos y que le valga. En caso de que sólo tengamos pantalones que le queden pequeños (que muchas veces pasa) podemos usarlo igual, pero añadiendo los centímetros que faltan.

Aquí os dejo un tutorial donde os explico cómo sacar el patrón del pantalón: tutorial

1

Una vez tengamos nuestro patrón seleccionamos las telas que más nos gusten y nos ponemos a cortar y coser.

Yo, en todos los casos, he elegido telas de punto de algodón bielásticas que son comodísimas para poner, quitar, lavar y volver a poner. También he necesitado tela de puño tejido, goma y, en algunos casos, vivos o bies.

Y un consejo antes de empezar: si no tenéis remalladoras ni recubridoras cosed con zig zag. Las telas elásticas requieren costuras que estiren y el zig zag es perfecto.

Pues ya está todo listo, empezamos.

1 El pantalón de estrellas:

Vamos empezar con un modelo muy sencillo, con tan solo un par de costuras.

Lo primero que vamos a hacer es colocar el patrón sobre la tela doblada uniendo delantero y trasero en la misma cara y haciendo el trazo del patrón con las dos partes juntas, de forma que no necesitemos costura lateral.

Así, cortamos el pantalón, unimos el tiro y la costura central y en un momento tenemos el pantalón listo para la cinturilla y el bajo.

Haremos la cinturilla con puño y con una goma de las de calzoncillo.

Para ello medimos la cinturilla del niño y le cortamos un tira de puño de la medida menos 10 cm. y el ancho que nosotros queramos.

Enfrentamos por el derecho la tela de puño con la del pantalón, uniendo por la marca de la cintura.

Hay que unir estirando la cinturilla de puño de forma que se adapte perfectamente a la media de la cintura. Sobrepuesto con alfileres quedará la tela del pantalón con arrugas pero una vez cosido a la máquina, como vamos a ir estirando a medida que cosemos, quedará perfectamente fruncido. Tened cuidado de estirar solo la cinturilla no la tela del pantalón.

Una vez cosido por un lado, metemos la goma, doblamos la cinturilla de puño por la mitad y cosemos.

Ya nos quedaría sólo el dobladilla, que en haremos doblando hacia fuera y dando una puntadas en los laterales para que no se baje.

9a

Y ya tendríamos el primer modelo: cómodo, colorido y fresquito.

2 El pantalón de pececillos:

Para el segundo modelo vamos a colocar el patrón con la tela doblada pero con delantero y trasero separados. Tendremos que coser la costura lateral de la pernera, pero ahí es donde le vamos a poner la gracia al pantalón, porque entre medias vamos a colocar un vivo de color rojo, que va al pelo con mi tela de pececillos.

Así que cosemos lateral, tiro (los tiros van delantero con delantero y trasero con trasero) y costura central y nos vamos a la cinturilla y el bajo.

En este modelo haremos la cinturilla de la misma manera que la anterior, con tela de puño, y, como novedad, haremos el bajo elástico con el mismo puño, a modo de pantalón bombacho. Ojo, en el bajo no vamos a poner goma, sólo ajustará el puño, para que no apriete nada.

Y así tendremos ya nuestro bombacho de pececillos. ¿a qué ha quedado super chulo?

13

Pablete está encantado 😉

3 Un básico con un toque especial

Para acabar os voy a enseñar como hacer un pantalón que va con todo pero al que vamos a dar un toque personal.

Para esta modelo cortaremos, con la tela doblada, delantero y trasero separados y empezaremos cosiendo el tiro y la costura central.

El toque diferente de lo vamos a poner en la costura lateral, haciendo un vivo con un bies, o con un trocito de tela que tengáis por casa.

Doblaremos el bies y lo colocaremos en la costura lateral, como veis en las fotos.

A continuación, haremos la cinturilla con puño y coseremos el bajo hacia dentro.

Chulo y sencillo, listo para el veranito 😉

Hasta aquí el tutorial de hoy, espero que os haya gustado y que saquéis provecho de él este verano.

Os dejo, que Pablo y yo nos vamos de paseo.

¡Hasta pronto!