Publicado en El blog de los niños, Ideas

Ponemos bonita una caja para Duchenne

Estas semana he estado muy liada preparando un montón de cosas para un evento superchulo que vamos a celebrar en Estepona, donde vivo, para ver si conseguimos fondos para la investigación de la Distrofia Muscular de Duchenne.

Es una enfermedad degenerativa para la que hoy en día no hay cura y que padece mi pequeño Pablo. Hoy por hoy la esperanza de vida para los enfermos de Duchenne no supera los 30 años, pero sabemos que si la investigación avanza conseguiremos encontrar un remedio para que mi hijo y todos los niños que padecen esta enfermedad lleven una vida plena.

Y en eso estamos…preparando miles de cosas sin parar: carteles, web, diseños, vídeos y, por supuesto, cosas bonitas para vender mucho merchandising. Nada mejor que presentar bien las cosas para vender más 😉

Y mucho mejor todavía si lo hacemos reciclando cosas sin gastar ni un euro.

Así que, los niños y yo hemos estado poniendo bonitas cajas de zapatos con retales de tela y silicona caliente y, la verdad, creo que nos han quedado muy chulas.

Os voy a enseñar como lo hemos hecho.

Lo primero es adaptar la tela a la caja, marcamos los contornos y recortamos.

Para hacer nuestra caja vamos a cortar tres piezas de tela, dos para los laterales más anchos y una que cubrirá los lados más estrechos.

Una vez cortadas las piezas, comenzamos a adaptarla a la caja, uniendo con silicona caliente. Hay que hacerlo deprisa para que no se enfríe y pegue bien.

Como veréis en la foto, el borde lo doblamos un poquito hacia dentro, como si fuera un bajo.

Para ayudarnos, un vez colocado un lado, sujetamos un poco la tela con papel celo (que luego podamos quitar), para que quede bien estirado mientras pegamos el otro lado.

No sé si podéis apreciar en la foto superior, pero los bordes los tenemos que doblar como cuando doblamos el papel al envolver un regalo.

A continuación, vamos con los otros lados más estrechos.

Como veis, lo hacemos con los bordes doblados, con una pieza de tela que cubrirá la caja también por la parte inferior.

Y así nos ha quedado esta cajita:

Nosotros hemos dejado el fondo marrón, porque a Héctor le pareció que le daba un efecto muy chulo a la caja, y es verdad, el cartón marrón le da un toque genial. Pero podemos cubrir la caja entera, y usar cintas o puntillas, y pintar, y usar tela de pegar….en resumen ¡imaginación al poder!

Y aquí tenéis la caja ya llena de nuestra pulseras Duchenne:

14

Mirad que chulas son:

pulsera

Quiero dedicar la entrada de hoy a mi pequeño Pablo, por el que vamos a luchar cada día de nuestras vidas, a mis guerreros de Duchenne Parent Project España, a mis amigos, a mi compañero de viaje y a todos los que, con pequeños gestos, ponen su grano de arena para encontrar la cura para Duchenne.

¡Hasta la semana que viene!

 

Publicado en El blog de los niños

Los niños hacen: albóndigas

Verano, vacaciones, niños…la combinación perfecta para inaugurar una nueva sección en el blog: el blog de los niños.

Es un sección en la que los únicos protagonistas serán los niños y nos enseñarán sus recetas, sus manualidades, sus pinturas…todo lo que surja.

Y qué mejor forma de comenzar que haciendo unas albóndigas 😉

Esperamos que os guste.

Publicado en Ideas

Percheros de superhéroes…con hama

Muy buenas ¿cómo vais?

Hoy os he preparado uno de esos tutoriales para hacer con niños que me gustan tanto porque son muy facilitos, entretienen a toda la familia y el resultado es muy chulo (bueno, y en este caso, muy útil).

En el tuto de hoy os voy a enseñar como hacer unos percheros de hama con forma de superhéroes.

¿Qué necesitamos?

  • Hama de colores
  • Plantillas cuadradas
  • Unos colgadores pequeños
  • Y…en mi caso…esmalte de uñas de color marrón

Lo primero que tenemos que hacer es buscar las formas que más nos gusten para usar como patrón de nuestro hama. Nosotros encontramos esta en Pinterest y nos moló un montón.

hamma superheroes

Una vez que tenemos el patrón que queremos seguir, vamos colocando nuestras cuentas de hama y, una vez acabada, planchamos nuestra figura.

Cuando ya tengamos nuestra figuras las fijaremos a la pared.

Para ello necesitaremos los colgadores, nosotros seleccionamos unos pequeños de color bronce envejecido que encontramos en la ferretería.

Como eran colgadores pequeños, de los que usan para los muebles, necesitamos también unos tornillos grandes que sirvan para fijar en la pared.

Como el color del tornillo y el del colgador “chirriaban” juntos, pues le dimos unas pinceladas de esmalte marrón y quedó perfecto, como si hubieran ido juntos desde siempre.

Ojo, los percheros hay que afianzarlos bien a la pared, así que lo mejor es hacer taladros y poner un buen taco para que no se os caigan.

Y ya tendríamos listos nuestros percheros, unos percheros que podremos hacer de tantas formas como queramos, porque en Internet hay miles y miles de moldes para hama, para que usemos el que más nos guste.

Espero que os haya gustado. Como ya os dije, el hama es genial para hacer con niños y, si os cuesta encontrarlo, siempre podéis comprarlo on line.

Además, a los chavales les encantará hacer su propia decoración ¿no os parece?

Animaos ya mismo y me contáis.

¡Hasta pronto!

Publicado en Ideas

Un móvil de hama colorido y fácil

Mientras sigo recortando fieltros os quiero enseñar una de las cosas que hemos hecho esta Semana Santa con los niños: un móvil con figuras de hama.

No sé si conocéis el hama: son esas cuentas de plástico de colores con las que podemos hacer miles de composiciones, personajes y formas. Es muy sencillo de hacer, sólo hay que seguir unos de los muchos patrones que podemos encontrar en Internet e ir colocando las cuentas en uno de los moldes.

Una vez hecha nuestra figura se plancha y tenemos nuestro modelo hecho de hama.

Se pueden hacer infinidad de cosas y nosotros, en plena actividad decorativa, pues hemos hecho un móvil para la habitación de los enanos.

Estamos acabando otras cosillas que os enseñaré más adelante, ya veréis.

Por cierto, las cuentas hama las podemos encontrar de 3 tamañas: maxi, midi y mini. Nosotros usamos las midi, de tamaño mediano.

Pues nada, os cuento el proceso 🙂

Hicimos un montón de figuras distintas: corazones, estrellas, frutas, mándalas… y cogimos las que más nos gustaron para nuestro móvil.

wp-1459243520872.jpg

Después hicimos una cruceta donde íbamos a colgar una a una nuestras formas usando hilo de nylon. La cruceta, para que quedara más estable, la planchamos por los dos lados.

wp-1459243527486.jpg

Poco a poco colgamos de la cruceta nuestros adornos, dejando el hilo con diferentes largos.

wp-1459243530519.jpg

Cuando ya están todos nuestros adornos bien enganchados colgamos la cruceta con cinta de doble cara en el techo y ya tenemos listo nuestro móvil.

Fácil y rápido ¿no os parece?

wp-1459243533433.jpg

wp-1459243536545.jpg

Y hasta aquí nuestra manualidad de hama, seguiré publicando más cosillas; espero que os guste.

Si vosotros también hacéis hama, no os olvidéis de contármelo 🙂

¡Hasta pronto!

Publicado en Ideas

Quiet book: primeros pasos

Tal y como os dije la semana pasada, he empezado a hacer un Quiet Book para Pablo. Los quiet book son esos libros hechos de tela (principalmente) con actividades para niños en los que pueden experimentar, tocar, hacer puzzles, aprender los números….

Es verdad que, en general, todos los niños tienen un montón de juguetes educativos con los que pueden hacer torres, juntar piezas, conocer los colores, manipular distintas texturas, por lo menos Pablo tiene muchos (y en dos idiomas). Pero lo bueno de tener un quiet book es: primero, que te lo llevas a todos lados y pesa poco y, segundo, lo puedes personalizar a medida que va creciendo el niño y a medida de sus necesidades.

Yo he ido planificando las páginas en función de la fase de aprendizaje en la que se encuentra Pablete, para que sirva como refuerzo de todo lo que le estamos enseñando, pero con la intención de ir añadiendo páginas y elementos nuevos a medida que vaya creciendo.

¿Y cómo he empezado?

Pues lo primero que he hecho es un esquema con las páginas que va a incluir el libro:

  1. Partes de la cara
  2. Nos vestimos
  3. Aprendemos los números del 1 al 10
  4. Sentados a la mesa
  5. Sentados a la mesa II
  6. Puzzle
  7. Colores
  8. Atamos una zapatilla

Lo segundo que he hecho es buscar por internet recortables para hacer las formas, que iré publicando poco a poco aquí

Y por último, he confeccionado una lista de materiales:

  • Fieltro de colores
  • Bieses y vivos
  • Automáticos, snaps y velcro
  • Pegamento textil
  • Cremalleras
  • Retales
  • Hilo, tijeras y agujas

Tengo que confesaros que entre unas cosas y otras, me he pasado casi todo la semana haciendo el planning, pero creo que va a merecer la pena 😉

foto1

Como la portada y la contra las haré una vez tenga todas las páginas acabadas, montadas y encuadernadas: Vamos con la primera página.

Lo primero es pasar las plantillas de papel al fieltro y recortar las formas en fieltro.

foto2

De cada una de las partes de la cara he recortado dos piezas en fieltro. Como veis en las fotos, en una de las piezas de fieltro es en la que he dado forma con un pespunte y la otra la he usado para cubrir la costura, y luego las he unido con un festón. Son piezas tan pequeñas que las he cosido todas a mano

Una vez acabadas todas, he hecho un pequeño bolsillo para guardar las piezas. Es muy fácil, sólo he recortado dos rectángulos de fieltro del mismo ancho, uno para el bolsillo y otro para la solapa, y los he cosido a lo que será la página (en este caso una lámina de fieltro).

Esta vez sí he pasado a la máquina con un zig zag pequeño, poniendo el ancho de la puntada a 1 y el ancho del zig zag en medio de la rueda.

El siguiente paso ha sido fijar el rostro a la página, cosiendo con el mismo zig zag  y siguiendo la forma redonda de la cara.

foto9

Por último, he cosido unos automáticos para que Pablo pueda quitar y poner las partes de la cara.

Y chim pum, ya está lista la primera página del quiet book.

foto12

Por supuesto, le faltan bieses y remates, pero ya veréis como poco a poco vamos puliendo y componiendo nuestro libro 🙂

¿Os animáis a hacerlo conmigo?

Venga, que la semana que viene tenemos dos paginas más 😉

¡Hasta pronto!

Publicado en Ideas

Adornos de Navidad hechos a mano para el árbol

¿Vosotros habéis empezado ya a preparar la Navidad en casa?

Nosotros la verdad es que siempre lo dejamos todo para el último momento y de repente llega el día y lo tenemos todo por montar. Además, como estos últimos años seguimos la costumbre de mi marido de poner el árbol el día antes de Nochebuena, pues llega el día y siempre nos faltan luces o adornos.

Eso sí, cuando nos ponemos con el árbol montamos toda la parafernalia navideña con villancicos, galletas y demás, así que nos lo pasamos muy bien.

La cosa es que este año he decido empezar a preparar la Navidad un poco antes para tenerlo todo listo el día 24 y me he puesto a hacer unos adornos de fieltro.

Os voy a enseñar como me han quedado

¿Os gustaría hacer adornos a vosotros? Os contaré como los he hecho yo.

Lo primero que hice fue buscar algunas plantillas en Internet que me sirvieran para luego pasar las formas al fieltro. Os dejo un link a mi Galería Navideña donde podréis descargar varias de las plantillas que encontré en diferentes páginas.

formas y plantillas

Una vez que ya tuve mis plantilla recortadas las pasé al fielto.

Pasé las formas por duplicado, para dar más consistencia a los adornos y para que cubrieran las costuras, hilos y remates que pudieran quedar en la parte trasera.

Otra cosa que hice fue copiar por separado y recortar pequeños detalles de las formas como los cuernos de los renos, las narices, bocas, etc.

Con todo listo y recortado, me puse a buscar botones e hilos y me puse a dar forma a mis adornos.

IMG_20151207_183554~2

El primero que hice fue este reno

Como veis en la foto recorté la nariz en fieltro rojo y le hice los ojos con botones negros. Despues coloqué lo cuernos, que también había hecho aparte, y lo uní todo con un pespunte. Además, puse una cimta roja para poder colgarlo.

Ojo. No os olvidéis de que corté dos de cada forma, así que una vez todo unido hay que recortar pequeñas imperfecciones que nos pudieran quedar entre una y otra, para darle un acabado más limpio.

El segundo adorno fue esta estrella, para la que usé fieltro verde y rojo. Como veis en las fotos, es muy sencilla; un pespunte para unir todas las piezas y listo.

Después me puse manos a la obra con una galleta de gengibre 😉

Primero cosí la boca y la pajarita y le puse unos botones en la chaqueta y usé otros dos para los ojos. Luego, como véis en las fotos, marqué los adornos de las manos y los piés con una cadeneta y uní todo con un pespunte. Casi se me olvida la cinta para colgar; menos mal que me di cuenta antes de coserlo todo.

Cuando acabé le tocó el turno a un árbol de Navidad adornado con botones

Y acabé mi sesión de adornos con esta bota

IMG_20151208_125617~2

Estoy encantada con mis adornos y tengo más plantilla pendientes que seguro que hacemos los niños y yo dentro de poco.

Espero que este año todos colguéis en vuestro árbol un adorno hecho por vosotros mismos.

¡Hasta pronto!

 

Publicado en Ideas

4 disfraces de última hora para Halloween

Yo no sé a vosotros, pero a mi siempre se me echa el tiempo encima. Da igual que planifique o que no, siempre miro el calendario y de repente queda una semana para cualquier fiesta, evento o celebración y aún no tengo nada preparado.

Halloween, por supuesto, no es ninguna excepción; cada año sé que hay que ponerse a hacer disfraces pero hasta que no quedan cuatro días no tenemos nada hecho.

Sí, es verdad, podríamos no disfrazarnos o no celebrarlo, pero el caso es que a nosotros nos gusta Halloween. Sí sí…nos gusta en primer lugar porque es una fiesta y eso siempre está genial, en segundo lugar porque por un día los niños no tiene miedo a los monstruos y por último, porque nos encanta disfrazarnos y nos da igual la excusa 🙂

La cosa es que un año más aquí nos encontramos, a cuatro días de Halloween y sin disfraz; menos mal que tenemos siempre soluciones de emergencia que hacemos en un momentillo con cuatro cosas, veréis.

De bruja piruja

Un clásico de Halloween. En primer lugar nos hace falta una tela o una sábana vieja negra o de cualquier color, siempre podemos comprar un paquete de tinte Iberia para tela y teñirla de negro.

Empezamos doblando la tela por la mitad y cortando un triángulo en el doblez, que nos servirá para meter la cabeza.

Luego con una tijeras cortamos el bajo y las mangas para adaptarlo a nuestro cuerpo, si le damos unos cortes triangulares como los del dibu quedará mucho más chulo.

Un vez hecho buscamos una cinta morada o verde o roja que vamos a usar como cinturón. Si queréis podéis coser las costuras laterales dejando el espacio para las mangas.

disfraz de brujaY ya tenemos nuestro disfraz, sólo nos harían falta los complementos: unos calcetines de rayas, un gorro de bruja que podemos hacer con cartulina y pinturas verdes para la cara.

Si podemos encontrar una escoba o una nariz con verrugas, lo bordamos.

bruja pirujaDe zombie de Thriller

Desde los 80 es una disfraz imprescindible en Halloween y es facilísimo.

Lo que necesitamos es ropa vieja, algo que en el caso de los niños es muy sencillo de encontrar porque siempre hay ropa del año pasado en el armario que ya no les vale, y unas tijeras.

zombieSólo hay que coger la ropa y cortarla, romperla, deshilacharla y destrozarla por los bajos y las mangas, si podemos mancharla con tierra o con témpera marrón, mucho mejor.

Nada más, nos pintamos la cara de blanco con una ojeras enormes, nos liamos el pelo y listo.

Por cierto, un truco para dejar la cara blanca sin comprar pinturas de cara: nos damos crema hidratante y nos damos polvos de talco, que con la crema se queda pegado, de verdad parece que acabas de salir del cementario a dar una vuelta.

zombieDe calabaza terrorífica

Esta idea, vamos a reconocerlo, no es mía, es de mi señor esposo que un día tenía una fiesta de Halloween y no se había enterado.

Como no podía ser de otra forma, necesitamos una camiseta de color naranja y unas tijeras.

Doblamos la camiseta y le cortamos dos triángulos en el centro, a modo de ojos. Un poco más abajo, coincidiendo con el doblez de la camiseta, cortamos una boca con dientes

OJO sólo hay que hacerle dientes en la parte de arriba de la boca, que si lo hacemos abajo se caen para abajo.

calabazaAsí ya tendríamos nuestro cuerpo de calabaza, si debajo nos vestimos de negro dará más miedo.

Le podemos añadir un pañuelo verde o negro para la cabeza y, por supuesto, nos tenemos que pintar la cara de naranja y negro.

Hay que tener cuidado con los niños, porque con este disfraz están tan monos que más que asustar dan ganas de comérselos 🙂

calabazaDe fantasma sangriento… o de la niña de The Ring

Como podéis imaginar lo que necesitamos es una sábana vieja o una tela blanca, ni más ni menos.

Cogemos la sábana, la doblamos y hacemos un agujero para el cuello. Luego cortamos el bajo y los laterales y rasgamos, rompemos y deshilachamos la tela, para que parezca que llevamos siglos con la misma ropa.

fantasmaUna vez con la tela destrozada la manchamos de negro con tierra de los tiestos o pintura y nos echamos encima un bote de esmalte de uñas, como si fuera sangre.

Es fundamental pintarse la cara de blanco con unas ojeras de llevar cinco noches sin dormir y ya está, listo para salir a dar miedo.

fantasma sangrientoEstos son mis disfraces de emergencia, espero que os puedan servir a vosotros también en un momento dado.

Os dejo que me voy a destrozar ropa vieja 😉

¡Hasta pronto!