Publicado en Mis costuras

Un vestido muy veraniego

A lo largo de todo este tiempo os he ido enseñando la mayoría de mis costuras. hemos visto de todo: vestidos, faldas, blusas, bolsos…. un sinfín de prendas entre las que se cuentan modelos muy especiales para mí.

Hoy os quiero enseñar uno de esos modelos, que es uno de mis vestidos de veranos favoritos, y que acabo de versionar.

IMG_20180731_184702.jpg

La primera versión del vestido, que podéis ver en la foto, la hice ya hace un par de años. Es un patrón que salió en el Burda Easy del verano de 2016 y que, a simple vista, no parecía tener el encanto que tiene en realidad.

 

Como véis, es un vestido muy fresco y favorecerdor, que confeccioné con un vichy de algodón blanco y negro, con un poco de elastán. Los tirantes cruzados con botones grandes, la espalda abierta y el cuerpo ajustado hace que el modelo sea único.

Como veréis en el cose conmigo que hize entonces, yo le dí mi propios toques personales y quedó un vestido muy vintage.

Aquí tenéis el cose conmigo

Para esta nueva versión he utilizado una tela totalmente diuferente, un tejido estampado de batista satinada que compré en la tienda on line Tejidos de Moda. Para mi la batista es una tela perfecta para el verano, es una tela fresca, fina y muy suave, que con el satinado y el estampado es aún más perfecta.

En esta nueva versión he cambiado, quitado y añadido cosas nuevas; porque aunque repitamos patrón, cada vestido puede ser único.

Lo primero que he cambiado son los tirantes, que en esta ocasión, además de ser más finos, no son cruzados y llevan un pequeño botón en el delantero.

Para hacer este tipo de tirantes tan solo hay que cortar unas tiras de tela de 5 cm, doblarlas enfrentando los derechos, coserlas dejando un margen de costura de 1 cm. y una vez cosido, damos la vuelta con un girabies.

Si queréis añadir la tira de encaje de bolillo, solo tenéis que coserlas al filo de la costura.

Como véis, al delantero le he añadido el detalle del encaje en contraste y la espalda la he mantenido abierta, porque me encanta.

Lo que sí he hecho es forrar la parte superior entera, delantero y espalda, porque la tela es muy fina. De esta maneras conseguimos dar más cuerpo y hacemos que no se transparente nada.

Otros detalles que he añadido son la cinta de puntilla de bolillo en el bajo, cosida con un zig zag triple y el pespunte en contraste en la banda del pecho y la cinturilla.

También he sustituido la cremallera lateral por una tira de trabilla elástica y una fila de pequeños botones, que le dan un toque muy especial.

Y aquí tenéis el resultado final:

¿Qué os ha parecido? ¿Os gusta? ¿Qué versión os gusta más?

Como veis, añadiendo y modificando pequeños detalles de un patrón conseguimos hacer dos modelos totalmente diferentes; pero si nos lanzamos a hacer grandes modificaciones como fruncir la falda o hacerla tubo, o cerrar la espalda, o añadir un volante en la parte frontal del delantero, tendremos un vestido totalmente diferente. Así de maravillosa es la costura.

Y por hoy os dejo, pero nos vemos muy muy pronto.

Disfrutad mucho y sed felices.

Publicado en Cose conmigo, Costura

El último vestido del verano

Esta semana llevo un poco de retraso en el blog, pero es que septiembre me ha pillado por sorpresa y ni me he enterado.

Septiembre es un mes de nuevos comienzos, de nuevos proyectos y, por supuesto, es el inicio de una nueva temporada llena de nuevos modelos.

Pero, antes de ponernos manos a la obra con el otoño, yo quiero despedir la temporada de verano con un vestidazo basado en un patrón de la edición de Burda Easy de este verano.

El vestido, incluido en mis proyectos de verano, es un modelo muy sencillo y nada difícil de hacer, que ofrece muchas posibilidades de modificación y personalización.

De hecho os voy a enseñar la propuesta que hace Burda, con una viscosa lisa en color rosa y, en mi tutorial vais a ver que yo he optado por un algodón con un poquito de elastán en cuadros vichy negro y blanco. En principio, nada que ver 😉

1745

Para el modelo que os propongo yo necesitamos: 2 metros de tela + 2 botones grandes + 1,5 mts. de cita bordada de algodón + 1 mt. de bies.

Lo primero, sacar los patrones de nuestra talla, cortarlos y pasarlos a la tela. Lo bueno que tiene el Burda Easy es que directamente puedes cortar tu patrón, no hay que calcarlos, ni copiarlos, ni nada; cortas y fuera.

Este patrón tiene muchas piezas, ya que el delantero se compone de 4 piezas + una tira a la cintura y la espalda  lleva 3 piezas + la tira de la cintura  y ambos se sacan por duplicado, porque el talle va forrado de la misma tela. Así que, entre delantero y espalda van 18 piezas. Hay que sumar los tirantes y las piezas de la falda, claro.

Lo que nosotros nos vamos a saltar es la solapa de botones que lleva la propuesta de Burda.

1751

Una vez que tenemos todas nuestra piezas cortadas hay que marcar los contornos de los patrones, podemos hacer con hilos flojos o con jaboncillo; pero yo lo voy a hacer con alfileres y plancha, que se marca perfectamente y así, ahorramos tiempo 🙂

Y ya con todas nuestra piezas cortadas, empezamos a unirlas.

Empezaremos con el delantero y la espalda, tal y como veis en la foto.

Primero montaremos el delantero, incluyendo un pequeño bies a contraste entre la pieza superior antes de coserla, para darle un aire vintage….ya veréis el resultado.

La espalda es más sencilla, ya que solo hay que unir los costados a la pieza lateral.

Una vez tengamos listos delantero y espalda, los uniremos con un pespunte por el lado derecho, dejando la costura izquierda abierta para luego montar la cremallera.

Como os he dicho antes, el delantero y la espalda viene doble, porque va forrado. De hecho, Burda Easy propone poner entretela, pero dado que mi tela tiene bastante cuerpo no ha sido necesario.

Así que ahora lo que hay que hacer es unir el exterior y el interior, sin olvidarnos de colocar los tirantes.

Ojo, los tirantes solo los he cosido en la parte delantera, de momento (sólo de momento) se quedan sin unir en la espalda.

Ahora vamos con la falda.

Siguiendo el patrón, marcamos las tablas marcadas y las pasamos un hilván antes de pasarlas a la máquina.

A continuación, cogeremos la parte delantera delantera de la falda y coseremos una de las tiras de la cintura como si estuviéramos montando una cinturilla.

La gran diferencia, por supuesto, es que coseremos una parte de la tira a la falda y la otra al talle del vestido.

Luego, cogemos la espalda de la falda y cosemos la tira de la cintura, pero esta vez si que lo haremos exactamente igual que si fuera una cinturilla, para así hacer el corte que lleva el vestido en la espalda.

Una vez tengamos las dos partes de la falda pasamos un pespunte por los laterales, dejando el espacio para montar la cremallera en el lado de la izquierda.

Fijaos que en la espalda, el talle y la falda van separados, así que hay que tener cuidado y coser la cremallera con mucho detalle, para que nos quede perfecto.

Ya casi estamos acabando, hay que rematar bien el talle en la espalda y rematar por dentro el delantero, uniendo el forro y el exterior.

Nos quedan dos pequeños detalles que le van a dar el estilo definitivo al vestido:

Poner una cinta bordada en el bajo.

1779

Y unos grandes botones en la espalda para unir los tirantes.

1780

Y el resultado, lo vais a ver vosotras mismas:

def7def5def4def6

¡Vintage total!

Me encanta el delantero con el bies y la espalda con los botones.

def2def3

Desde luego este verano ha estado lleno de vestidos bonitos y este no podía ser menos 🙂

Espero que os haya gustado y os animéis a hacerlo este verano, que aún quedan unos días de calor para lucirlo.

¡Hasta pronto!

Publicado en Costura, Sobre mí

Preparando la temporada

Este fin de semana he estado rebuscando telas y patrones para ir preparando la temporada y me apetecía contaros qué modelos estoy preparando.

A parte de una falda de tul con efecto degradado que me ronda por la cabeza, para la que aún no tengo el patrón, y un pantalón ancho para el que aún no tengo tela pero sí patrón, que os enseñaré paso a paso; he seleccionado los siguientes modelos, a ver qué os parecen.

Blusa de seda de la revista Modelos del verano de 2015 que voy a confeccionar con una seda con mezcla de algodón blanca con estampado negro que compré en “Ribes y Casals”, una tela fresca y fluida, muy propia para blusas.

blusa

Vestido Audrey Hepburn del maravillo libro “Costura Vintage” del cual estoy totalmente enamorada y para el que emplearé un algodón estampado, con cuerpo, que compré hace ya un tiempo en “Modes4u”.

audreyhepburn

Vestido Julie Andrews de “Costura Vintage” que también llevo tiempo queriéndome hacer. Para este he seleccionado un satén de polyester, muy fresquito y con mucha caída, que es lo que pide la falda de capa de este modelo. Como veis, el satén tiene un estampado de flores que creo que le va a dar un toque perfecto a este vestido.

julieandrews

Vestido con volante y caído de hombros del último “Burda Easy”. Siempre me han gustado mucho este tipo de vestidos,  muy fresquitos para el verano, muy ponibles y que sientan muy bien. He elegido una tela de viscosa estampada con flores que creo que le va a ir muy bien al modelo.

vestidovolante2

Vestido con tirante cruzado a la espalda con una pequeña abertura en la espalda del último “Burda Easy”. Este fue un “amor a primera vista”, me encantó desde el momento que pasé la página y me lo encontré en la revista. Para este modelo he seleccionado un crepe color mostaza con mucha caída que encontré hace poco, por casualidad, entre los retales de “Ribes y Casals”.

vestidocruzado

Y esta es, por el momento, mi selección para esta temporada y que os iré enseñando a medida que vayan estando listos.

¿Qué os parece? ¿Os gusta?

Y vosotras ¿tenéis algo en mente para la primavera verano?.

Si tenéis algo que os ronda pero que no os decidís a hacerlo, podéis decírmelo y lo hacemos juntas 🙂

Os veo muy prontito