Publicado en blog, Cose conmigo

Un camisón al bies, con tirantes lenceros

¿Os acordáis el batin de inspiración japonesa que nos hicimos esta Navidad? Ese tan precioso que cosimos con la tela de satén de Dream Ribbons que es un sueño.

Es una de las maravillas de mi armario y vivo enamorada de la tela, mirad.

La cosa es que era incapaz de tirar los pedacitos de tela de dalias rosas, pero no me daban para mucho. Así que pensé en hablar con Dream Ribbons y pedirles alguna tela que pudiera combinar con la tela de dalias, para poder usar esos trocitos. Ellos tienen un montón de telas, y mil cosas más, y saben de lo que hablan, así que me dieron unos consejos magníficos; y de todas esas conversaciones, surgió la idea de hacer un camisón que hiciera juego con el batín.

Y ese trabajo es el que os quiero enseñar hoy, porque con la excusa del camisón, vamos a aprender un montón de cosas básicas en costura, ya veréis.

Yo, de momento, os dejo una imagen que nos va servir de mucha ayuda, ya lo veréis en el vídeo.

Y sin más, os dejo con el vídeo tutorial

Publicado en blog, Cose conmigo

Un camisón al bies, con tirantes lenceros

¿Os acordáis el batin de inspiración japonesa que nos hicimos esta Navidad? Ese tan precioso que cosimos con la tela de satén de Dream Ribbons que es un sueño.

Es una de las maravillas de mi armario y vivo enamorada de la tela, mirad.

La cosa es que era incapaz de tirar los pedacitos de tela de dalias rosas, pero no me daban para mucho. Así que pensé en hablar con Dream Ribbons y pedirles alguna tela que pudiera combinar con la tela de dalias, para poder usar esos trocitos. Ellos tienen un montón de telas, y mil cosas más, y saben de lo que hablan, así que me dieron unos consejos magníficos; y de todas esas conversaciones, surgió la idea de hacer un camisón que hiciera juego con el batín.

Y ese trabajo es el que os quiero enseñar hoy, porque con la excusa del camisón, vamos a aprender un montón de cosas básicas en costura, ya veréis.

Yo, de momento, os dejo una imagen que nos va servir de mucha ayuda, ya lo veréis en el vídeo.

Y sin más, os dejo con el vídeo tutorial

Publicado en Costura

Un pequeño reciclaje para un blusa

Hace mucho que no os traía un reciclaje, no porque no recicle o personalice mi ropa, que lo hago mucho. Pocas prendas estoy tirando últimamente y es que con un pequeño broche, unos botones o una pequeña puntilla podemos darle una segunda vida a cualquier cosa.

Hoy os quiero enseñar como he dado una segunda vida a una blusa que vivía en el armario utilizando tinte para ropa, un bies y unos botones.

wp-1478619077344.jpg

Lo primero que hice fue teñir la blusa utilizando un rojo intenso. Dado que la blusa de estaba cosida con hilo de poliéster, que no se tiñe, elegí un color que le fuera bien en contraste con el verde original de la blusa.

img_0067

Como veis en la foto la blusa quedó perfectamente teñida de rojo con las costuras en contraste. A mi me gustan mucho los contrastes, como ya habréis podido ir viendo a lo largo de la vida de este blog :).

Pero si a vosotros no os gusta este contraste siempre podéis utilizar un rotulador de tela del color del tinte utilizado e ir perfilando todas las costuras. Lleva un tiempo, pero es una buena solución.

img_0070

A continuación, descosí todos los botones y quité un pequeño volante que tenía en el cuello, con el fin de dejarlo como cuello mao.

descoser

Y coloqué el bies por el lado exterior del cuello sujetándolo con unos alfileres, como veis en las fotos.

Una vez colocado y cosido por donde están los alfileres, corté la parte interior del cuello para dejarlo a la misma altura del bies.

Luego fue uniendo el bies con la parte interior, poniendo especial cuidado con las esquinas, de modo que por fuera se ve el bies y por la parte interior la misa tela de la blusa.

Una vez con el cuello montado, cosí los botones nuevos y me dispuse a cortar las mangas.

Para cortar las mangas doblé la blusa y puse las mangas a la misma altura exacta ayudándome de unos alfileres. Es muy importante que queden las dos perfectamente emparejadas para que queden a la misma altura.

Para darle forma a la manga, decidí hacerle un pequeño frunce y ponerle una tira de bies a modo de pequeño puño.

Para fruncir pasé un pespunte a la máquina con la tensión en 8 y el largo de puntada en 5, y la tela se fue encogiendo poco a poco.

Una vez fruncida la tela, la fue adaptando a la medida de mi brazo poco a poco, tirando o aflojando de los hilos de los extremos de la costura.

Para colocar el pequeño puño de bies, corté un trocito de bies del tamaño de mi brazo y uní los extremos.

Luego lo coloqué en la manga, enfrentando los derechos, tal y como podréis ver a continuación.

Una vez cosido a la parte exterior, dí la vuelta al bies, doblándolo hacia dentro y tapando la costura. Por último, pasé un pequeño pespunte a la máquina.

Y este es el resultado del cambio:

img_0262img_0261img_0258img_0260

La verdad es que es un cambio muy pequeño que nos da muy poco trabajo, pero desde luego la blusa parece otra totalmente distinta.

¿Qué os parece? ¿Quién se anima a dar una vuelta al armario del otoño?

Espero que os haya gustado. ¡Nos vemos muy pronto!

Publicado en Costura

Una bolsa para todo

Ya estamos aquí de nuevo. ¿Qué tal se han portado los Reyes Magos? Supongo que muy bien porque sé que habéis sido buenos.

A mi me han traido una cosa chulísima, nada que ver con la costura, la verdad. Una de esas cosas preciosas que no sirven para nada pero que puedes conservar toda la vida y la pueden heredar tus hijos y así hasta siempre jamás.

Se han olvidado de traerme algo que me había pedido con muchas ganas, el año que viene lo pediré de nuevo, a ver que pasa.

Bueno, al lío.

Esta semana he estado cosiendo algo que nos hacía mucha falta a Pablete y a mí: una gran bolsa donde meter todo lo que necesitamos a lo largo del día. Nuestro día es muy ajetreado y vamos de una terapia a otra, de la  guarde a la piscina y de la piscina al parque o lo que surja, así que casi nos tenemos llevar media casa a cuestas.

Por eso me puse a buscar por internet bolsas chulas y espaciosas para coser y me encontré una que me encantó en la página robertkaufman.com. Me descargué el patrón, que es gratis, y me puse manos a la obra.

En realidad, como suelo hacer siempre, retoqué un poco el patrón, así que os he hecho un dibujillo para que tengáis las piezas de las que se compone mi bolsa.

wp-1452172486743.jpg

Nota: el ancho de cada parte superior es 10 cm., aunque irá un poco marcado por la cremallera que pongamos. Yo he usado una con cierre metálico de 60 cm. de largo.

Además, hay que hacer dos asas, cada uno de la medida que quiera, depende de si queréis la bolsa para colgar o para llevar en la mano y también según vuestra altura. Yo, que mido 1,60 y la quiero para colgar, las he hecho de 70cm. de largo y 5 cm. de ancho. Eso sí, he cortado 15 cm. (+1 cm.) para poder hacer el asa triple, luego veréis como :).

Importante: no os olvidéis de que a cada medida hay que añadir 1 cm. para costura.

Tela empleada: 70 cm. de tela de tapicería con ancho 280 cm. + 50. cm de tela de algodón de 1,20 cm. para el forro, 1,5 metro de cinta de falla y 6 metros de bies.

Y ya con esto, empezamos.

Lo primero es pasar los patrones a la tela, cortando el forro a la vez. Irán forrados los bolsillos, la estructura y la parte inferior; la parte superior y las asas no llevan forro, ya que va a doble y triple tela respectivamente.

wp-1452190943712.jpg

Una vez que ya tenemos todo cortado empezamos colocando el forro y la tela de los bolsillos enfrentados por el revés y lo sujetamos con alfileres muy estirado, con cuidado de que no queden arrugas ni bolsas. En la parte superior del bolsillo, doblamos hacia dentro el centímetro de la costura en el forro y la tela, como veis en la foto, y cosemos ambas telas juntas.

wp-1452190936409.jpg

Una vez hecho esto en los dos bolsillos, nos ponemos con la estructura de la bolsa y sujetamos tela y forro, enfrentados por el revés, por las cuatro costuras.

Una vez hecho esto, unimos los bolsillos y la estructura y pasamos a la máquina los laterales y la parte inferior, con cuidado de que todo quede bien alineado.

Una vez cosido, yo dividí la parte del bolsillo en dos, pasando un pespunte en la mitad; espero que se pueda apreciar bien en la foto.

Si queréis podéis poner un botón o un cierre magnético en los bolsillos, incluso si os apetece una solapa. Yo lo he dejado tal cual, de momento.

wp-1452190931031.jpg

El siguiente paso es unir los dos laterales con la parte inferior. Hay que medir muy bien la parte inferior para que quede centrada en relación con la estructura de la bolsa. Así pues, doblamos para localizar el punto medio y empezamos a unir por ahí.

Si el ancho de la estructura son 45 cm y la tira inferior mide 90 cm. irá subiendo hasta 22,5 cm. por cada lateral. Espero que quede claro, pero por si acaso…una imagen vale mas que mil palabras.

wp-1452190925451.jpg

Hay que ser cuidadoso a la hora de coserlo porque las esquinas son redondeadas, pero mirad que bien queda.

wp-1452190921798.jpg

Pues ahora toca poner la cremallera. Cogemos nuestras piezas superiores que, como he dicho antes, no van forradas, y las doblamos por la mitad. Ese doblez será donde coseremos nuestra cremallera, como podéis observar en las imágenes. Cosemos una pieza a cada lado de la cremallera, bien centrada y, a continuación, lo unimos a la parte inferior.

Al igual que la parte superior sube hasta 22,5 cm., la parte superior con la cremallera baja hasta 7,5 cm.

Una vez unidas ambas piezas y con el fin de tapar las costuras, puse un bies de color amarillo. Es muy fácil. Se coloca doblado sobre las costuras de unión y se cose. Además de quedar más bonito, le da más seguridad a la bolsa.

El siguiente paso sería coser la parte superior al a estructura, pero antes hay que poner las asas.

wp-1452190909156.jpg

Como dije anteriormente, las asas van a triple tela con cinta de falla entre medias para dar mayor estructura a las tiras.

Así que, como mis asas son de 5 cm de ancho, corté 16 cm. de tela y la doble en tres partes con 1 cm. de doblez a modo de “dobladillo”, colocando la cinta justo en el centro, y quedaron así de chulas.

wp-1452190940103.jpg

Las asas hay que sujetarlas en la parte superior de la estructura y luego coserlo junto con la parte de la cremallera. Eso sí, hay que reforzar la zona de las asas pasando triple costura.

wp-1452190896146.jpg

Y una vez todo cosido, tapé todas las costuras con bies amarillo pollo, a juego con el forro.

wp-1452190889159.jpg

Y ya está mi bolsa “todo terreno” lista para acompañarnos en nuestro subir y bajar diario.

Para ser mi primera bolsa, no ha quedado nada mal ¿verdad?

wp-1452190913123.jpg

Aún no he empezado a usarla, pero estoy contentísima con como ha quedado.

Animáos vosotros también ¿qué me decís?

Ah, por cierto, decir aque la tela de tapicería la compré en la tienda de telas de Estepona a 4,95 € el metro (2,80 cm. de ancho) y la de pollitos es de modes4u a 4€ el metro en rebajas, así que no me ha salido nada cara 😉

Y ya me despido hasta la semana que viene.

Para cualquier cosa que necesitéis, me podéis encontrar en mis redes sociales o en mi email nuriapsanz12@gmail.com. Me encantaría hablar con vosotros.

¡Hasta pronto!