Hay veces que, a lo largo de un proceso de costura, tienes altibajos. Desconfías un poco de los resultados que vas a obtener porque crees que no se van a corresponder con los resultados esperados, o porque crees que tu idea no está saliendo como debe.
Eso me pasó con este kimono…pero cuando me lo probé completo, con cinturón y todo, y me miré al espejo me quedé con la boca abierta. Era increíble y perfecto para mi. Estoy impresionada y me encanta.
¿Qué os parece?
Así que, aunque en algún momento vuestras costuras os parece que no están quedando bien o creéis que no va a salir algo bueno de entre las manos, parad, respirad y seguid adelante.
Os dejo el final de este «pedazo» de kimono, espero que os animéis con el vuestro. Ya me contaréis 🙂

 

3 Replies to “Cose conmigo: kimono (2ª parte)”

Deja un comentario