Cose conmigo: vestido tubo Burda Style 06/2016 (3)

Vale, lo voy a confesar…esta semana os traigo la parte que más me ha gustado hacer y, también, la que más me ha costado: el escote.

Era la primera vez que hacía un escote similar y he tenido que dar un par de vueltas a algunas cosas, pero estoy contentísima con el trabajo y con el resultado.

Espero que a vosotras os guste también.

Esta tercera parte del cose conmigo de Burda Style (aquí os dejo la primera y la segunda) está dedicada por completo al escote, las sisas y todas las vistas.

Por hacer memoria de como vamos, la semana pasada dejamos el vestido con la entretela fijada al forro, lista para unirla a la tela estampada del vestido.

Así que cogemos las dos telas y las enfrentamos por el derecho, de forma que podamos trabajar por el revés, y vamos uniendo con cuidado de unir siempre por las marcas y que ambas telas queden perfectamente cuadradas.

Uniremos el escote pasando un hilván por todos los “arcos” y haciendo algunos piquetes que nos facilitarán la tarea a la hora de conformar las partes curvas.

Como ya sabéis estos piquetes son fundamentales en el caso de poner vistas a los escotes, montar mangas, colocar cinturillas en faldas de capa.

Lo mismo haremos con las sisas, en el delantero y en la espalda, y también en el arco de la parte posterior.

Una vez hilvanado, pasaremos a la máquina.

Por supuesto el hilván es optativo, pero al ser una parte con tanto detalle y que requiere tanta precisión y, además, al tener que unir las dos telas perfectamente, yo os recomiendo que dediquéis un poco de tiempo y paséis un hilván. Así evitaremos que se muevan las telas en la máquina o se descuadre un alfiler.

Una vez cosido todo el escote, cortaremos el sobrante de costura lo más posible, para que al dar la vuelta no tengamos problemas de arrugas, bolsas, tiranteces…vamos, para que siente mejor.

Os tengo que decir que dar la vuelta a este escote no es fácil. Hay que trabajar muy despacio y con paciencia, porque son tiras muy estrechas por donde hay que pasar mucha tela. Os podéis ayudar con un gira bies, con una aguja, muy despacito, o un un ganchillo.

Yo, que no encontré mi gira bies por ningún lado, me tuve que ayudar con un ganchillo y un aguja. Sudé la gota gorda, pero lo conseguí 😉

Por supuesto, para acabar, hay que planchar muy bien cada parte, cada curva, cada arco, para que el resultado sea perfecto.

Con las sisas y las partes traseras hay que trabajar igual: dejar poco sobrante de costura, dar la vuelta y planchar cada detalle. ¡Queda increíble!

A continuación, uniremos delantero y trasero por los hombros y pasaremos a poner las cenefas.

Tenemos dos cenefas delanteras y cuatro partes traseras, más una entretela para el delantero y dos para las piezas posteriores. Lo primero que haremos será pegar con la plancha la entretela termofusible a las cenefas que, a partir de ahora, vamos a llamar reforzadas y que emplearemos para la parte exterior.

Una vez reforzada, cosemos la parte delantera y las traseras y colocamos la cenefa alrededor del escote enfrentando los derechos, como podéis ver en la foto.

Una vez bien colocada, pasaremos un pespunte por la parte superior y cortaremos el sobrante lo más que podamos, pero siempre dejando un poco. No dejéis nunca al ras porque se nos van las costuras.

Después uniremos en la parte interior las vistas que no están reforzadas, enfrentando las telas por el derecho

Al hacer esta parte yo pequé de práctica y cosí todo a mano, pero al acabar me di cuenta que se veía una costura de unión que hacía que desluciera el escote; así que, recordé a mi madre diciendo eso de “si no queda perfecto descose hasta que lo esté” y descosí y rehíce.

Para coser la parte interior, se une la cenefa como veis en la foto y se pasa a la máquina la costura superior. Luego damos la vuelta, como cuando podemos una cinturilla o un bies, y ya, a mano, coseremos como si fuera un bajo invisible, por la parte de atrás.

No nos podemos olvidar, antes de rematar la cenefa, de poner una trabilla para abrochar atrás. En Burda Style indican los pasos para hacer una trabilla de la misma tela, pero yo he hecho la trabilla de goma porque a mi me resulta más manejable. En cualquiera de los casos, la trabilla irá ubicada entre las cenefas y sólo sobresaldrá lo suficiente para abrochar un botón.

Y, por fin, tendremos listo y perfecto nuestro escote.

Faltan algunos detalles, como el botón trasero y, quizá, un planchado más, pero desde luego estoy muy orgullosa del resultado.

¿Os gusta?

Espero con ganas enseñaros el vestido acabado ¡qué poco queda ya!

¡Hasta la semana que viene!

Anuncios

6 thoughts on “Cose conmigo: vestido tubo Burda Style 06/2016 (3)

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s